A principios del año 2000, Juan Manuel Casanueva y Dionisio Romero tuvieron los primeros acercamientos. La mesa del directorio del Bci fue el lugar de encuentro para el controlador de GTD y el del grupo peruano Romero, quienes siempre tuvieron la ilusión de hacer algo juntos en el mundo de las telecomunicaciones. Fue en 2005 […]

  • 29 octubre, 2015

trastienda-grupo-romero

A principios del año 2000, Juan Manuel Casanueva y Dionisio Romero tuvieron los primeros acercamientos. La mesa del directorio del Bci fue el lugar de encuentro para el controlador de GTD y el del grupo peruano Romero, quienes siempre tuvieron la ilusión de hacer algo juntos en el mundo de las telecomunicaciones. Fue en 2005 cuando GTD empezó a explorar algunos mercados fuera de sus fronteras, siendo Colombia su primer paso. Y pese a que habían estudiado la plaza peruana, nunca habían concretado sus intenciones.

Fue durante este año que exploraron las reales posibilidades de asociarse, lo que resultó en la compra por parte de GTD de una porción mayoritaria de la propiedad de WIGO, la firma del grupo Romero que opera internet empresarial y brinda servicios de conectividad gestionada y Wi-Fi. Y aunque esta firma es una de las operaciones más pequeñas de esta familia empresarial peruana, ambos tienen ambiciosos planes de crecimiento. Como muestra de la confianza depositada en GTD, se sentó en la mesa del directorio de esta nueva compañía a Calixto Romero, perteneciente a la cuarta generación de la familia y uno de sus integrantes más cercano al mundo de la tecnología.