En medio de la polémica por la solicitud de renuncia de la subcontralora Dorothy Pérez, quien se resiste a dejar el cargo, un tuit de Contraloría no pasó desapercibido. A través de un cómic, el órgano estatal –cuyas redes sociales están en manos del publicista César Leiva, creador del personaje Contralorito y de Gastón y […]

  • 30 agosto, 2018

En medio de la polémica por la solicitud de renuncia de la subcontralora Dorothy Pérez, quien se resiste a dejar el cargo, un tuit de Contraloría no pasó desapercibido. A través de un cómic, el órgano estatal –cuyas redes sociales están en manos del publicista César Leiva, creador del personaje Contralorito y de Gastón y Nova en el Ministerio de Energía de Bachelet– narró la historia del Anillo de Giges, de La República de Platón: un pastor llamado Giges, que servía al rey de Lidia, descubre –dentro de un abismo producto de un terremoto– un caballo de bronce hueco y con ventanillas, en el que había un cadáver con un anillo en la mano. Giges saca la argolla y se da cuenta de que al moverlo de cierta forma lograba hacerse invisible. Aprovechando este poder se invisibiliza para introducirse en la corte, seducir a la reina, asesinar al rey, y se transforma en un tirano. El cómic iba acompañado de una frase: “Cualquier similitud con Hobbits y otros menesteres es mera coincidencia”. 

Según el filósofo Joaquín García-Huidobro, autor del libro El anillo de Giges, una introducción a la tradición central de la ética, “lo que quiere decir la Contraloría es que hay gente que, por su poder, está en condiciones de actuar como Giges: hacer el mal sin que nadie lo castigue”. Desde el órgano estatal aseguran que Jorge Bermúdez utiliza con frecuencia esta historia para graficar la temática de la corrupción, principalmente en sus talleres en universidades.