Hace 20 años, nadie podría ni imaginar el salto de los celulares de antaño a los smartphones actuales. De hecho, nosotros no podemos imaginarnos cómo será la comunicación en 20 años más. Sin embargo, en 1993 los celulares comenzaron a masificarse poco a poco en Chile, y el arquitecto Mario Paredes fue el encargado de […]

  • 13 julio, 2016

edificio-telefonica

Hace 20 años, nadie podría ni imaginar el salto de los celulares de antaño a los smartphones actuales. De hecho, nosotros no podemos imaginarnos cómo será la comunicación en 20 años más.

Sin embargo, en 1993 los celulares comenzaron a masificarse poco a poco en Chile, y el arquitecto Mario Paredes fue el encargado de construir la nueva torre corporativa de Telefónica y decidió darle la forma de, cómo no, un moderno celular de la época.

Y ese rascacielos, inaugurado en 1996 y que fue el más alto hasta 1999, tiene la forma de esos antiguos dispositivos que parecían ladrillos con antena, pero que a principios de los 90’ eran lo más moderno del momento.

Ubicado al costado de la Plaza Baquedano en Santiago y 20 años después, los santiaguinos y todos quienes pasan por el lugar, ven en el edificio de 32 pisos lo que hace 20 años era el futuro y que hoy no es más que una parte de la historia.

Según Business Insider, el edificio es una monstruosidad vergonzosa y nostálgica, y que probablemente los arquitectos no deberían diseñar estructuras permanentes que se parezcan a piezas de tecnología, ya que éstas evolucionarán rápidamente.

Pero quizás estén siendo un poco injustos, y no vean la arquitectura retrofuturista de la tecnología móvil de los años 90’ y que nos muestra que solo 20 años bastaron para que el mundo cambiara más rápido que nunca antes, y aunque ese modelo de celular esté obsoleto, fue el primero en dar el paso a esta revolución telefónica en el mundo.

Revise el artículo completo en Business Insider.