En dos días la Tercera Sala de la Corte Suprema puso una lápida a dos proyectos emblemáticos: el Mall Barón de Valparaíso y la Central Mediterráneo. El viernes en la noche, la sala que preside Sergio Muñoz rechazó los recursos de casación presentados por Mediterráneo y el SEA. Con esto revocó la Resolución de Calificación […]

  • 4 enero, 2018

En dos días la Tercera Sala de la Corte Suprema puso una lápida a dos proyectos emblemáticos: el Mall Barón de Valparaíso y la Central Mediterráneo.

El viernes en la noche, la sala que preside Sergio Muñoz rechazó los recursos de casación presentados por Mediterráneo y el SEA. Con esto revocó la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del proyecto hidroeléctrico ligado a Roberto Hagemann, José Cox, Ignacio Guerrero y Ricardo Bachelet. El día antes, los mismos jueces señalaron que el director de Obras Municipales de Valparaíso incurrió en ilegalidades al otorgar la autorización al Mall Barón, con lo que puso fin al proyecto del grupo Falabella tras casi 10 años de tramitaciones y recursos judiciales.

La Tercera Sala es temida y respetada. Por ahí pasan los asuntos más complejos, aquellos que afectan a todos los chilenos, como los ambientales, de libre competencia, regulatorios y de contratación pública. Además de Muñoz, está integrada por los ministros Rosa Egnem, María Eugenia Sandoval, Carlos Aránguiz y Arturo Prado –que reemplazó a Pedro Pierry–, como titulares, además de once abogados integrantes de la Corte que operan como suplentes.

Quienes se han enfrentado a esta sala aseguran que “muchos proyectos que se están empezando a evaluar ven como riesgo potencial que lleguen a la Corte Suprema porque está el juez Muñoz”, al que describen como “muy estudioso y capo”, aunque a veces muy severo. “Ha ido desarrollando una jurisprudencia a favor del afectado de los proyectos, que muchas veces está bien, pero en algunos casos da la impresión de que sus criterios son demasiado excesivos”, asegura un abogado medioambiental.

Por su parte, el Observatorio Judicial lleva un tiempo analizando esa sala para determinar el patrón en las votaciones de sus ministros. Respecto del fallo del Mall Barón, José Miguel Aldunate, investigador del organismo, asegura que “no es cuestionable que la justicia se pronuncie sobre este tipo de cosas. La pregunta es si la Corte es siempre así de estricta en la aplicación de las normas”.