El ahora expresidente de la institución financiera recibió la llamada de Sebastián Piñera cerca del mediodía, quien le pidió el cargo para poner en su reemplazo a Sebastián Sichel. Durante la tarde continuó con su agenda “normal”, “trabajando hasta minuto”, dicen en el banco. “Estas decisiones trascienden a su gestión, y eso así se entiende”, asegura un cercano al ingeniero comercial.