Con la idea agilizar los asuntos administrativos que suelen ocupar bastante tiempo a los abogados, las ingenieras Paula Rodríguez y Fernanda Ortúzar crearon la consultora Norte Inteligencia Comercial (www.norteic.cl). Se enfocan en firmas de tamaño medio que no sobrepasen los treinta integrantes. “En general, estas oficinas comienzan su actividad apoyadas por una secretaria y un […]

  • 7 noviembre, 2019

Con la idea agilizar los asuntos administrativos que suelen ocupar bastante tiempo a los abogados, las ingenieras Paula Rodríguez y Fernanda Ortúzar crearon la consultora Norte Inteligencia Comercial (www.norteic.cl). Se enfocan en firmas de tamaño medio que no sobrepasen los treinta integrantes. “En general, estas oficinas comienzan su actividad apoyadas por una secretaria y un contador externo”, comenta una de sus socias.

Explican que cuando los bufetes alcanzan ingresos mayores a 3.500 UF mensuales, se requiere una gestión profesional externa que se encargue de la administración. “Nuestra experiencia es que cuando estos estudios medianos se vuelven muy exitosos en pocos años, crecen de manera inorgánica. Hay pocos abogados que tienen tiempo para dedicarse a ella, por lo que nuestro valor agregado está en la visión de negocio que aportamos al estudio y en profesionalizar la contabilidad”.

El objetivo de la consultora es apoyar a los socios con un análisis minucioso de los procesos y números, proporcionándole mayor institucionalidad al estudio y mejorando la última línea del negocio. Entre sus clientes, están Ulloa & Cía y el estudio corporativo de mercado de capitales Ried Fabres.

Ambas socias fueron compañeras en Ingeniería Comercial en la Universidad Católica y, tras quince años trabajando en empresas privadas, se independizaron y optaron por emprender en el ámbito de la administración legal.