Petit es el nombre de la producción audiovisual que participará en el certamen internacional más reconocido en la categoría. Bernardita Ojeda, directora de Petit, habla sobre el protagonista: “Es desprejuiciado en el sentido de que se hace preguntas de cosas que nosotros ya tenemos integradas”.

  • 4 junio, 2019

El festival de Annecy (Francia) fue creado en 1960 y se ha convertido en el certamen de animación cinematográfica más reconocido del mundo. Petit será la única serie latinoamericana que participará en esta competencia, midiéndose con producciones del calibre de Kung Fu Panda.

Petit protagoniza la serie. Es un niño que posee un punto de vista muy original de ver su entorno. Siempre logra convertir el hecho más simple y cotidiano en una gran aventura. Petit está lleno de dudas, desde los problemas comunes de todo niño (“¡Quiero volver a ser hijo único!”), hasta pequeños cuestionamientos filosóficos (“¿Soy un robot?”).

El festival se realizará entre el 10 y 15 de junio. Viajará a Francia junto a un grupo de productoras y animadores independientes, apoyados por del Ministerio de Cultura y ProChile, entidad que patrocina la misión por medio de su programa de industrias creativas.

Petit es una co-producción multinacional: Pájaro, Pakapaka, Non Stop (Argentina) y Señal Colombia. Es una adaptación de Petit el monstruo, un libro de literatura infantil escrito por Marisol Misenta, más conocida como Isol. Bernardita Ojeda, directora creativa del proyecto, cuenta:

—Me gusta mucho su trabajo y, además tiene un premio gigante: Astrid Lindgren, el Nobel de los libros infantiles. Ella trata de hacer cosas desde la perspectiva de los niños, muy libre y poco moralizante. Sus libros no te dejan una moraleja al final, más bien una pregunta. Tratan a los niños como personas inteligentes. Se ríe junto con los niños de las convenciones del mundo. Isol es atrevida. Es algo que es difícil de hacer en la televisión, que tiene más reglas que la literatura

—¿Por qué dices lo de las reglas?

—La literatura infantil es más libre, a veces hablan de la muerte o de temas profundos. Hacen más cuestionamientos. La tele es más diversión, independiente de que hagas una serie que pueda tocar esos temas, se hace de manera más políticamente correcta, más enfocada en el entretenimiento.

—¿Es una cuestión de industria?

—Sí, pero también de formato. Generalmente el libro está mediado por un adulto, entonces puedes ser más denso, porque si el niño tiene una pregunta, alguien le puede contestar. La televisión tiene cuidado con tocar temas dificiles, porque saben que puedo no haber un adulto mediando.

A Petit, el protagonista, lo describen con un niño desprejuiciado…

—Como es un niño, tiene una visión única del mundo. Es desprejuiciado en el sentido de que se hace preguntas de cosas que nosotros ya tenemos integradas. Petit se pregunta si mentir no es tan malo, porque le dijo a la señora del ascensor que tenía la nariz gigante y lo retaron. Es la visión crítica del mundo de un niño de preescolar.

—¿Cómo planean exponer Petit en Chile?

—Chile es super distinto a otros países, nosotros no tenemos una televisión pública que funcione sin rating. Entonces las áreas infantiles de los canales son chiquititas. Está es una serie que Canal 13 la dio una vez (y la repitió otra vez) a las 8 de la mañana. En cambio, en Argentina la dan todos los días de la semana, cuatro veces al día, durante un año. En Chile tenemos una los fines de semana un ratito en la mañana.

—Y lo último: ¿Cuál es la expectativa para el festival?

—Nuestra expectativa está con haber quedado, porque es muy difícil. La cantidad de postulantes es gigante y, en esta ocasión, que quedaron 24 seleccionados somos los únicos representantes de Latinoamérica. Ahora, uno siempre quiere ganar… Habría que sacar a Kung Fu Panda.

 

*Petit fue financiado con fondos del CNTV.