Luego de que la revista Forbes recomendara a los estadounidenses la ciudad chilena, La Serena, como uno de los 4 mejores lugares del mundo para invertir en segunda vivienda, Capital quiso saber la opinión del alcalde de la comuna, Roberto Jacob.

  • 1 febrero, 2019

La publicación de la revista recomienda a La Serena por sobre Santiago por su cielo despejado, menor cantidad de contaminación y clima templado durante todo el año, entre otras cosas.

¿Cuál es el atractivo principal que usted le ve  a la ciudad?

La ciudad tiene muchísimos atractivos. Lo primero es que reúne cosas diferentes que en conjunto hacen un todo que sea interesante para el resto del mundo: playas hermosas, aguas tranquilas, una avenida del mar espectacular, una arquitectura que la gente viene  a observar porque llama la atención. Gastronomía de primer nivel, fiestas costumbristas en cada pueblo. Además de todo esto la podemos catalogar como una ciudad tranquila.

Creo que nos  hemos esmerado en  ir recuperando las historia de cada pueblo, y ese es otro atractivo, que tenemos cosas históricas muy interesantes para conocer. Pero creo también que el gran atractivo no es solo la ciudad de La Serena sino que también su región. Quedarse aquí es estratégico para conocer maravillosos rincones de nuestro país como el parque nacional Fray Jorge, el Valle del Elqui, la ruta de observatorios, y tantas otras cosas.

La Serena es una ciudad señorial, creo que tenemos el segundo Casco histórico más grande de Chile. Entonces creo que la ciudad reúne muchas condiciones que la hacen interesante, no solo para un turismo nacional sino que también internacional.

¿Qué es lo que hace a La Serena ser una buena ciudad para invertir en segunda vivienda?

Aquí mensualmente se vienen a vivir alrededor de 300 personas  porque tenemos una expansión inmobiliaria de primer nivel, ya no solo crecemos hacia los lados sino que también estamos creciendo hacia arriba. Se está desarrollando un plan de contención de vivienda espectacular.

Creo que la ciudad es un buen lugar para invertir tanto por las características que tiene la ciudad como por el plan inmobiliario que estamos teniendo en estos momentos.

¿Cree que la ciudad está preparada para recibir más gente? Porque los tacos son abismantes…

Si, por supuesto que estamos preparados. Podemos recibir muchísima más gente. Hace 2 años tuvimos una cantidad de argentinos impensada, y pudimos recibirlos y atenderlos sin problema. Aunque yo siempre he dicho que prefiero un turismo de calidad antes que de cantidad. Creo de verdad que podemos decir que sí estamos capacitados para atender de buena manera al turista que llega, no solo en verano, sino que durante todo el año. Esta ciudad se privilegia para hacer grandes seminarios y congresos, eso ya nos dice que vamos por un buen camino. El aeropuerto queda a 5-10 minutos del centro de la ciudad, hoy en día ya contamos con vuelos internacionales, hay vuelos a Mendoza, Córdoba… Y eso cada vez se iría ampliando. Ahora el aeropuerto esta siendo remodelado y ampliando, eso nos abrirá posibilidades.  Todos estos factores están ayudando a que la Serena sea una ciudad cada vez más atractiva, no solo para venir a turistear una vez, sino que para tener una vivienda propia.

¿En qué cree que tendría que avanzar la ciudad si ya está en la mira de los estadounidenses? ¿Quizás traducir algunos letreros a inglés?

Nosotros durante el verano ya contamos con guías bilingües , hay 20 personas contratadas. Se hacen visitas guiadas a recorrer lugares históricas con personas que manejan un buen ingles, nosotros siempre estamos pensando en el extranjero, pero no solo en el estadounidense, también en los europeos.  Aquí tenemos instituto de inglés municipal donde impartimos el idioma a taxistas, dueñas de casa, y al que quiera aprenderlo para que así todos podamos comunicar la necesidades de los extranjeros y de la gente que elige  vivir hoy acá.

Estamos pensando en hacer un libro donde se cuenten las historias de las distintas calles y por supuesto que creemos que habrá que traducirlo al inglés.

A raíz de esto, ¿cuál cree que sería el desafío más potente para la ciudad?

Bueno, el desafío más potente es la congestión vehicular y la conectividad. Pero ese problema lo tienen hoy todas las ciudades, porque ha crecido mucho la parte automotriz.  Ya hemos pensado en tener vías elevadas, hemos mejorado desarrollando otras rutas, como Eje Balmaceda, hemos implementado ciclo vías para desincentivar el uso del auto, y ese es el plan, seguir desarrollando ciclo vías, sobre todo al estar en mira de extranjeros de Estados Unidos y Europa donde ya se tiene conciencia de los beneficios que tiene el movilizarse en bicicleta.

¿Ya hay inversionistas internacionales tanteando la zona?

Sí, yo veo que hay interés, hay inversionistas  extranjeros que están explorando nuestra zona. En este rato hay más de 62.000 mts2 que se están construyendo. En el centro de la ciudad hay por lo menos 5 edificios que están ahora en ejecución y otros tres proyectos en carpeta. Creo que eso es muestra de que estamos avanzando, además tenemos un nuevo parque industrial, eso va a incentivar a los inversionistas nacionales e internacionales.

De un total de 220 hectáreas, ya hay 22 en pleno desarrollo, esto aumentara los empleos y también el interes de la gente por nuestra zona. El hecho de que tengamos tantas otras hectáreas por construir creo que ayudará a que extranjeros se animen a invertir aquí. Hay que pensar que aún estamos en pleno desarrollo, queda mucho por crecer.