Latin Lawyer, una de las revistas jurídicas más destacadas en el mundo, realizó su Conferencia Anual sobre Private Equity en Nueva York entre el 22 y el 23 de septiembre. Y fueron varios los abogados chilenos que tuvieron una participación protagónica en la cita. La publicación convocó a tres juristas chilenos a exponer sobre la situación del país: Guillermo Morales, socio de Morales & Besa; Pablo Guerrero, de Barros & Errázuriz, y Francisco Ugarte, de Carey & Cía., quienes profundizaron sobre el desarrollo de la industria de fondos en la región y el impacto de éstos en los mercados. Pero eso no fue todo. El viernes de esa semana, Latin Lawyer organizó una mesa redonda para discutir temas como el rol de Brasil en Latinoamérica, la homologación de las prácticas internacionales en la región y cómo influye en el éxito de los bufetes del ConoSur el paso de sus socios por las grandes oficinas de Estados Unidos. En esa actividad participó Juan Pablo Schwencke, de Aninat Schwencke & Cía., quien se formó en el estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, junto a Pablo Guerrero, quien trabajó en Wilmer Cuttler. Además estuvieron presentes el chileno Juan Pablo Capello, managing partner de Greenberg Traurig, una de las firmas de abogados más grandes de Estados Unidos; Nick Grabar, de Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP; Álex Camacho, de Clifford Chance LLP, y otros profesionales de oficinas como Linklaters, Pinheiro Neto Advogados (Brasil) y Gómez-Pinzón Zuleta Abogados SA (Colombia). La anécdota de la jornada la puso la lluvia: era tal el diluvio en Nueva York por esos días, que no hubo ninguno de los presentes que no llegara literalmente empapado a la cita.

  • 6 octubre, 2011

Latin Lawyer, una de las revistas jurídicas más destacadas en el mundo, realizó su Conferencia Anual sobre Private Equity en Nueva York entre el 22 y el 23 de septiembre. Y fueron varios los abogados chilenos que tuvieron una participación protagónica en la cita.

La publicación convocó a tres juristas chilenos a exponer sobre la situación del país: Guillermo Morales, socio de Morales & Besa; Pablo Guerrero, de Barros & Errázuriz, y Francisco Ugarte, de Carey & Cía., quienes profundizaron sobre el desarrollo de la industria de fondos en la región y el impacto de éstos en los mercados.

Pero eso no fue todo. El viernes de esa semana, Latin Lawyer organizó una mesa redonda para discutir temas como el rol de Brasil en Latinoamérica, la homologación de las prácticas internacionales en la región y cómo influye en el éxito de los bufetes del ConoSur el paso de sus socios por las grandes oficinas de Estados Unidos. En esa actividad participó Juan Pablo Schwencke, de Aninat Schwencke & Cía., quien se formó en el estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton, junto a Pablo Guerrero, quien trabajó en Wilmer Cuttler.

Además estuvieron presentes el chileno Juan Pablo Capello, managing partner de Greenberg Traurig, una de las firmas de abogados más grandes de Estados Unidos; Nick Grabar, de Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP; Álex Camacho, de Clifford Chance LLP, y otros profesionales de oficinas como Linklaters, Pinheiro Neto Advogados (Brasil) y Gómez-Pinzón Zuleta Abogados SA (Colombia). La anécdota de la jornada la puso la lluvia: era tal el diluvio en Nueva York por esos días, que no hubo ninguno de los presentes que no llegara literalmente empapado a la cita.