En Los Andes nortinos un último suspiro blanco despide al Chile altiplánico antes de pasar al país vecino. Se trata de los salares, cuya belleza majestuosa atrae tanto a turistas, como a la fauna que vive en montañas y bofedales cercanos. Esa belleza que a veces parece efímera concentra no solo miles de kilómetros de sal que cuáles espejismos, parecieran eternas lagunas de agua cristalina. También, una historia de formación que data de millones de años y que hoy es posible descubrir.  

  • 4 enero, 2019

Salar de Coipasa:

A los pies del bosque de cactus gigantes de Ancovinto, y en el límite con Bolivia se encuentra este salar. Desde lo alto se pueden apreciar verdaderos espejos de agua, los que provocan una especie de visión surrealista. Se accede por el pueblo de Cariquima en la comuna de Colchane y está a 3.650 metros de altura sobre el nivel del mar.

Salar de Llamara:

Se encuentra a 180 kilómetros de Iquique, casi en el límite con la región de Antofagasta. Se accede a través del cruce Huatacondo, e incluso se puede apreciar desde la Ruta 5 norte.

El estar a 750 metros sobre el nivel del mar, lo hace único para el estudio científico y como atracción turística.

Salar del Huasco:

 

Se encuentra a 3.780 metros de altura. Se accede por la Ruta 5 y luego se toma el desvío que te llevará al salar pasando antes por la comuna de Pozo Almonte. Además de apreciar la majestuosidad del lugar, te alucinarás con la fauna altiplánica, donde podrás avistar flamencos, vicuñas, vizcachas y también zorros.

Salar de Coposa:

Se accede por el Salar del Huasco a través de la Ruta A687. También cuenta con una bella fauna silvestre. Si te gusta la fotografía o hacer imágenes de los lugares que visitas, te garantizamos que podrás obtener imágenes fascinantes.

Si quieres visitar los salares, es ideal que pases por la ciudad de Iquique y te informes en las Oficinas de Información Turística de Sernatur. Puedes decidir tomar un tour con las agencias y operadores registrados, que ofrecen paquetes de salida al altiplano, o arrendar un auto e ir por tus propios medios. Eso sí, es necesario que sepas que en la zona de los salares no hay servicios como restaurantes ni gasolineras, por los que es imperativo que te surtas de todo lo necesario, en especial ropa abrigada y por capas, alimentos, agua y gasolina en envases permitidos por la autoridad, para así evitar accidentes.