En noviembre pasado, la comunidad científica hizo notar su malestar por la precaria situación de la ciencia en Chile, con una carta titulada “Nuestros gobiernos han elegido la ignorancia”. Una misiva que fue firmada por una decena de científicos y premios nacionales y que incluso fue recogida por las revistas Science y Nature. Ahora es […]

  • 27 mayo, 2016

En noviembre pasado, la comunidad científica hizo notar su malestar por la precaria situación de la ciencia en Chile, con una carta titulada “Nuestros gobiernos han elegido la ignorancia”. Una misiva que fue firmada por una decena de científicos y premios nacionales y que incluso fue recogida por las revistas Science y Nature.

Ahora es el turno de los investigadores en artes y humanidades, quienes, protestando con libros, llegaron a entregar una carta al Conicyt y a La Moneda, que fue recibida en la oficina de partes. “Nos dirigimos al gobierno para exigir una participación vinculante en el diseño de una nueva ley y un nuevo ministerio de Ciencia y Tecnología… Las políticas actuales de apoyo a la investigación académica deben ser reformuladas tomando en cuenta el rol central que tienen las artes y humanidades junto con la ciencia y la tecnología, y no subordinadas a ellas”, dice la misiva que ya ha sido firmada por más de 600 humanistas, entre ellos los escritores Alejandra Costamagna, Jorge Baradit y el crítico Javier Edwards.

“Ahora que se está discutiendo el ministerio, queremos tener una voz. Nos interesa avanzar en el aporte que hace la investigación del pensamiento a la sociedad”, explica Lucía Stetcher, del Departamento de Literatura de la Universidad de Chile y una de las autoras de la carta. El abogado de la misma facultad, Claudio Nash, agrega que “nos parece que hoy, entender que las ciencias y tecnología sólo van por la mirada tradicional, no es suficiente”.