Más municipios que inversionistas están interesados en instalar nuevos casinos de juego. Y no porque el negocio sea malo, sino porque las plazas disponibles para el nuevo proceso de licitación, que arrancó el 2 de enero pasado, son mucho menos atractivas que las subastadas en 2006 y 2008. Ese año se permitió la instalación de […]

  • 24 enero, 2013
Casino

Casino

Más municipios que inversionistas están interesados en instalar nuevos casinos de juego. Y no porque el negocio sea malo, sino porque las plazas disponibles para el nuevo proceso de licitación, que arrancó el 2 de enero pasado, son mucho menos atractivas que las subastadas en 2006 y 2008.

Ese año se permitió la instalación de 24 casinos en casi todo el país, dando inicio a una industria que sólo en 2012 generó ingresos brutos por 196 millones de dólares. De ellos, 8,95 millones de dólares fueron a parar a las municipalidades y gobiernos regionales que albergan salas de juego gracias al impuesto específico, y otros 1,88 millones de dólares quedaron en manos del Estado producto de las entradas.

Pero como el proceso de licitación para un nuevo casino sólo abarca a las zonas donde hay cupos disponibles y tiene como regla que no exista otro casino a 70 kilómetros de otro, las plazas para instalarse son cada vez menos, y en zonas con menos población e ingresos.

Hoy no hay vacantes para las regiones V, VIII ni X. Además, en la Metropolitana los casinos están prohibidos. Así, la oferta es tan reducida que sólo se esperan interesados para Ovalle (IV Región), Constitución y Curicó (ambos en la VII Región).