La Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) ha dado pruebas claras de su decidida apuesta por la transparencia de los mercados y el manejo equitativo de la información. Pues bien, es un hecho que el anuncio de la oferta de Wal-Mart por el control de D&S abre un nuevo y desafiante proceso para el equipo […]

  • 22 diciembre, 2008

La Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) ha dado pruebas claras de su decidida apuesta por la transparencia de los mercados y el manejo equitativo de la información. Pues bien, es un hecho que el anuncio de la oferta de Wal-Mart por el control de D&S abre un nuevo y desafiante proceso para el equipo de fiscalizadores que encabeza Guillermo Larraín.

Las drásticas variaciones de precios (11% el mismo día en que se daría a conocer públicamente la operación al cierre de los mercados) y los significativos montos transados son una innegable señal de que al menos algo de información ya daba vueltas por el mercado. El organismo regulador ya había recibido antecedentes de la negociación a través de hechos reservados, por lo que al momento de solicitar información o suspender las transacciones, lo hizo con conocimiento de causa. Pero eso no quita que se inicien investigaciones por eventuales filtraciones, las mismas que podrían explicar las alzas de acciones en las jornadas previas al gran anuncio.