Durante esta madrugada, el Senado aprobó, con 51 votos republicanos a favor y 48 demócratas en contra, la gran bajada de impuestos promovida por el presidente Donald Trump, aunque su aprobación definitiva tendrá que esperar unas horas ya que el voto de la Cámara de Representantes quedó invalidado por tecnicismos. En dólares, el recorte de […]

  • 20 diciembre, 2017

Durante esta madrugada, el Senado aprobó, con 51 votos republicanos a favor y 48 demócratas en contra, la gran bajada de impuestos promovida por el presidente Donald Trump, aunque su aprobación definitiva tendrá que esperar unas horas ya que el voto de la Cámara de Representantes quedó invalidado por tecnicismos.

En dólares, el recorte de impuestos se estima en unos 1,5 billones en el plazo de 10 años y genera una enorme incertidumbre para las cuentas públicas. Se trata de la mayor bajada impositiva desde la que promovió en 1986 el expresidente Ronald Reagan.

El plan de los republicanos era aprobar este martes el proyecto de reforma fiscal en el Congreso para que Trump pudiese hoy ratificarlo con su firma en un acto en la Casa Blanca.

Si la votación sigue, ahora sí, de acuerdo con lo previsto, el presidente podría ratificar hoy mismo el proyecto y lograr así su primer éxito legislativo desde que llegó a la Casa Blanca hace casi un año.