A toda marcha avanza el proceso de pre colocación de acciones que realiza Tresmontes Lucchetti, la empresa de Pedro Ibáñez, de la mano de Celfin Capital. La idea, cuentan en la city, es invitar a algunos fondos privados a integrarse a la compañía de manera previa a una apertura en bolsa que está prevista para antes de 24 meses. El atractivo del proyecto es que permitiría sumar al parqué a una empresa vinculada 100% al negocio alimenticio, una de las facetas a desarrollar por la economía exportadora chilena, para lo cual la asesoría estratégica a Ibáñez habría incluido la conformación de un holding con todos sus activos vinculados al rubro.

  • 14 diciembre, 2010

A toda marcha avanza el proceso de pre colocación de acciones que realiza Tresmontes Lucchetti, la empresa de Pedro Ibáñez, de la mano de Celfin Capital. La idea, cuentan en la city, es invitar a algunos fondos privados a integrarse a la compañía de manera previa a una apertura en bolsa que está prevista para antes de 24 meses.

El atractivo del proyecto es que permitiría sumar al parqué a una empresa vinculada 100% al negocio alimenticio, una de las facetas a desarrollar por la economía exportadora chilena, para lo cual la asesoría estratégica a Ibáñez habría incluido la conformación de un holding con todos sus activos vinculados al rubro.