A fines de junio, el CNTV entregó concesiones de televisión digital terrestre a Radio Bío Bío en la Región Metropolitana, Valparaíso, Temuco y Osorno. La nueva señal complementará la estrategia multiplataforma de “La Radio”. Tomás Mosciatti, director de Bío Bío y uno de los controladores del grupo de comunicaciones, explica que buscan complementar su oferta de contenidos, pero que no vienen a competir con los cuatro grandes de la TV.
Ilustración: Ignacio Schiefelbein

  • 4 julio, 2019

Tampoco se trata de tener un canal propio, sino que de replicar lo que hemos hecho en Concepción y después en el país: tener más de una plataforma para llegar mejor a las distintas audiencias”, explica Tomás Mosciatti, director de Radio Bío Bío y uno de los controladores del grupo de comunicaciones, que el 27 de junio pasado obtuvo concesiones televisivas digitales en las regiones Metropolitana, de Valparaíso, Temuco y Osorno.

El abogado, comentarista político y entrevistador asegura que el plan detrás de la red de TV que están creando no es una señal para competir con alguno de los cuatro grandes canales de libre recepción que cubren el país. “No queremos ser un canal nacional, sino que estar en algunas ciudades donde la radio tiene transmisiones independientes”, dice a Capital.

Cuando habla de Bío Bío, Mosciatti se refiere a ella como La Radio. Así, en mayúsculas. Y lo hace aludiendo a una historia que comenzó en abril de 1966 en Concepción, varios años después de que su padre Nibaldo Mosciatti Moena fundara la radio El Carbón de Lota. Desde entonces, Bío Bío se ha convertido en una de las marcas más potentes de radio y periodismo en Chile. Sus eslóganes, “Bío Bío, la Radio”; “El hombre que no está informado no puede tener opinión” o “cobertura total” son marcas registradas en el mundo de las comunicaciones del país.

Y Mosciatti, el nombre de una familia que, desde Concepción, logró crear una red de noticias –y un negocio cuyas cifras se desconocen– que dio origen a uno de los grupos mediales más importantes del país.  Mauro, Nibaldo y Tomás, los tres hijos de Nibaldo Mosciatti Moena y Olga Paulina Olivieri controlan el negocio a través de las sociedades Bío Bío Comunicaciones y RDT.

Precisamente, en las últimas décadas la frase “cobertura total” ha resumido la impronta de Bío Bío, cuyo sitio BioBioChile.cl es hoy el medio más leído del país, según los rankings que maneja la firma. Ahí confluyen los contenidos de sus equipos periodísticos a través de diversas plataformas. Solo les faltaba la TV, para mejorar su propuesta audiovisual.

Pero no son nuevos en ese mundo. Desde 1991 operan el canal 9 de Concepción, cuya apuesta incluye programas informativos, de actualidad, tertulias, entrevistas y magazines. De hecho, esos 28 años de experiencia fueron la base para desarrollar la propuesta que le presentaron al CNTV para adjudicarse las nuevas señales. El proyecto considera un canal de TV en el que habrá al menos cuatro entrevistas semanales locales, con temas de contingencia para cada zona; un recuento noticioso cada una hora al día de lunes a sábado (una vez con columnistas) y programas de deportes, juvenil y para mujeres de lunes a viernes.

Sin deudas

En la firma, tanto Mosciatti como el equipo que trabaja en poner al aire la nueva señal digital, reiteran que no están entrando a la industria de la TV como se la conoce actualmente y que en la señal no habrá rostros ni súper producciones. Tampoco telenovelas, ni matinales. Su rol será acompañar audiovisualmente a la plataforma de noticias, tal como hoy ocurre con BioBioTV, que tiene programas de actualidad y cultura, pero al servicio de su apuesta informativa.

De hecho, las inversiones no serán muy altas. En el mercado se dice que a los Mosciatti no les gustan las deudas y que, por lo mismo, intentarán usar la mayor parte de la infraestructura que ya poseen. El proyecto también considera alianzas específicas para el desarrollo con productoras individuales y se plantea desde un modelo de negocio “no comercial”, centrado en generar recursos para ampliar y mejorar su parrilla durante los próximos cinco años.

“Nuestra gran ventaja está en la comunicación permanente con los ocho centros de prensa de Radio Bío Bío a nivel nacional, además de la coordinación con los equipos de BioBioTV y Canal 9. Esto nos permite ser verdaderamente multiplataforma, no solo en alcanzar a nuestra audiencia por distintos medios, sino también servir sus intereses a nivel local, nacional, informativo y de entretenimiento”, argumenta Mosciatti.

SimilarWeb, firma que contabiliza el tráfico en Internet, registra para BioBioChile.cl más de 26 millones de visitas mensuales. Pero Mosciatti dice que otras mediciones evidencian cifras mayores: “En mayo superamos nuestro récord histórico, con 64,5 millones de visitas. Los últimos rankings de Alexa y ComScore también coinciden en darnos el liderazgo sobre la competencia”, sostiene.

En 1997, Radio Bío Bío se expandió desde el sur hasta Santiago y varias ciudades del norte, para armar su red nacional.

Ocho años después, en 2015, “La Radio” firmó un acuerdo de cooperación con la cadena CNN. Con su enfática voz, sus inconfundibles suspensores y anteojos gruesos, Tomás Mosciatti se convirtió en un rostro y voz conocido a nivel nacional. Polémico y directo, ha escrutado a políticos y autoridades. Incluso, ha protagonizado polémicas, como cuando dijo que la ex presidenta Michelle Bachelet pensaba renunciar, lo que fue desmentido entonces desde la propia Moneda.

“La nuestra no es una historia de negocios”

El 27 de junio pasado, la presidenta del Consejo Nacional de Televisión, Catalina Parot, entregó las nuevas concesiones de Televisión Digital de las regiones Metropolitana, Valparaíso y O’Higgins en el mirador Sky de la Torre Costanera. Y el propio Tomás Mosciatti subió a recibirlas.

En las oficinas de la radio, en Providencia, el ex director general de Noticias de CNN Chile, Alejandro Repenning, dirige a un pequeño grupo encargado de darle vida al proyecto. El periodista, que formó parte del equipo que puso en marcha la señal estadounidense en el país, está desde octubre del año pasado diseñando el plan, por invitación del propio Mosciatti.

Ambos se conocieron en CNN cuando la cadena firmó el acuerdo, que incluía una entrevista a cargo del empresario radial.

“El sitio web tiene un equipo similar a un medio digital relevante que, en su mayoría, trabaja desde Concepción. Integra, junto a la radio, la red de prensa más grande del país. Publica un promedio de 300 notas diarias, además de material exclusivo para redes sociales. Nuestra gran ventaja está en la comunicación permanente con los ocho centros de prensa de Radio Bío Bío a nivel nacional, además de la coordinación con los equipos de BioBioTV y Canal 9. Esto nos permite ser verdaderamente multiplataformas, no solo en alcanzar a nuestra audiencia por distintos medios, sino también servir sus intereses a nivel local, nacional, informativo y de entretenimiento”, explicita Mosciatti.

-El grupo tiene el canal 9 de Concepción desde 1991, ¿cómo ha sido el resultado de ese negocio?

-Nuestra historia no es una historia de negocios, sino de comunicación. El origen de Radio Bío Bío está en radio El Carbón, fundada en 1959 en Lota por mi padre. Es una radio de servicio que sigue transmitiendo todos los días. En Lonquimay hay una radio Bío Bío que está al servicio de la comunidad: no vende publicidad. Ese origen modesto y de servicio lo tenemos muy presente y es el sello, el espíritu de Radio Bío Bío. El Canal 9, hoy Bío Bío Televisión, fue el primer canal regional privado del país y es líder en la región. Con el canal y la radio pudimos hacer sinergia entre dos medios, aprendimos y lo consolidamos. Nuestros auditores y telespectadores tienen una muy buena percepción de lo que hemos hecho. Hoy hemos consolidado el modelo de multiplataforma y lideramos en radio, televisión regional, web y Facebook. Tenemos una muy buena evaluación de lo que hemos logrado.

-¿Por qué decidieron apostar por la televisión? ¿Por qué los Mosciatti quieren tener su propio canal?

La historia es muy sencilla. Radio Bío Bío nació en la Región del Bío Bío y ahí es donde surgió nuestro primer canal regional. No queremos un canal nacional, sino que estar en algunas ciudades donde la radio tiene transmisiones independientes. Tenemos gran respeto y sensibilidad por las regiones y por la realidad que se vive en cada zona del país. Esto se trata de replicar lo que hemos hecho en Concepción y después en el país: tener más de una plataforma para llegar mejor a las distintas audiencias, de manera que cada persona pueda elegir cómo se quiere comunicar con nosotros.

 

“La oportunidad la dio la ley”

-¿Estaban en eso hace mucho tiempo?

-Hace mucho tiempo que hemos buscado servir a la gente –siempre hemos definido a la radio como un servicio– con la mayor amplitud y con el mayor esfuerzo posible. El concepto servicio y la independencia son nuestras características, las que se deben reflejar con nitidez siempre. Cuando se dio la oportunidad de postular a canales digitales, lo hicimos. La oportunidad la dio la ley. Alejandro Repenning está a cargo de este proyecto.

-¿Por qué no siguieron con el streaming en vez de apostar por un canal, con toda la inversión que eso requiere? Sobre todo, considerando que ahora los canales o medios escritos están entrando a la radio…

-Porque es una plataforma más que se integra bien con la radio, la web, Facebook. Hoy existen sistemas de comunicación. Nuestro sistema lo pretendemos mejorar, fortalecer. Nuestro streaming nos ha permitido integrar plataformas, radio y televisión (o medio audiovisual) y web. Eso nos ha permitido tener una producción cada vez mejor. Esto lo vamos a complementar con nuestra plataforma en televisión digital. Radio Bío Bío ha logrado mantenerse porque hace años es la radio con primera audiencia nacional en todos los grupos socioeconómicos. En Santiago, somos la primera audiencia en el rating comercial (grupos ABC1/C2/C3, mayores de 25 años) y también la primera audiencia, y con ventaja apreciable sobre el segundo, en el grupo ABC1. Esto se ha hecho cumpliendo con el compromiso de servir auditores, sin nunca renunciar a la independencia.

-¿Van a mantener la alianza con CNN?

-El convenio con CNN ha sido de colaboración periodística y de intercambio de contenidos, no una alianza comercial o de negocios. Jamás hemos vendido publicidad en conjunto y funcionamos con total autonomía e independencia. Cualquiera de las partes puede terminar con este convenio en el momento que lo estime conveniente.

-¿Cuándo debiera estar operativo el canal? ¿Cuáles van a ser las fases?

-La concesión de televisión digital establece plazos para iniciar las transmisiones. Cumpliremos con esos plazos, pero será pronto.

-¿De qué monto es la inversión?

-Somos sencillos, casi todas las utilidades se reinvierten en la radio y no nos gustan las deudas. En la radio, el diferencial de sueldos debe ser uno de los menores de Chile. Es decir, siempre hemos buscado ser una organización financieramente sana. Estamos en un período de evaluación, por lo que no sabemos exactamente el monto de la inversión. Para nosotros será significativa, pero siempre hemos sabido crecer haciendo muchas cosas con ingenio y siendo autosuficientes, haciendo nuestras propias construcciones, antenas, torres. Hay que ver las últimas tecnologías disponibles. Insisto que el canal es una plataforma más de las que tenemos y su tamaño será armónico con las que ahora disponemos. Todas las plataformas de Bío Bío deben ser símbolo de innovación y estar al servicio de los auditores.