El pasado 2 de agosto la Bolsa de Productos envió un hecho esencial a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), informando de la suspensión indefinida de las transacciones del producto bursátil “Facturas Pablo Massoud L. y Cía. Ltda.”, en consideración al “mal comportamiento de pago” de dicha sociedad. Se le acusa por no pagar […]

  • 12 septiembre, 2019

El pasado 2 de agosto la Bolsa de Productos envió un hecho esencial a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), informando de la suspensión indefinida de las transacciones del producto bursátil “Facturas Pablo Massoud L. y Cía. Ltda.”, en consideración al “mal comportamiento de pago” de dicha sociedad. Se le acusa por no pagar facturas a algunas corredoras de bolsa de productos. Entre ellos está Christian Delorme, empresario argentino representado por los abogados Ciro Colombara y Aldo Díaz, del Estudio RCZ. Según explica Colombara, su cliente autorizó una transacción telefónica un día antes de ese hecho esencial. Por eso, su querella es contra la corredora, no Massoud. “Este es el primer caso en que una Corredora de Bolsas de Productos se ve involucrada en un fraude. La Corredora conocía mediante un Hecho Esencial que se había suspendido de manera indefinida la transacción de un producto bursátil y, pese a eso, indujo al Sr. Delorme a perfeccionar la compra de ese producto, privilegiando el interés de la Corredora al ocultar esta información clave”, indican Ciro Colombara y Aldo Díaz, del Estudio RCZ.

Pablo Massoud es un empresario avícola, cuya especialidad es la producción y comercialización de pollos broilers. Aunque se desconoce el monto total de la deuda que mantiene con el sistema financiero, incluyendo la deuda bancaria, acreedores de la Bolsa de Productos y a los factoring que les debe, según fuentes del mercado, se estima que la cifra podría llegar a US$ 32 millones.