Los empresarios que vinieron a Chile con motivo del World Economic Forum no se fueron tan rápido de nuestro país. Aprovechando la concurrencia, Chile fue sede del encuentro anual de la cumbre G50. Pasó inadvertido para muchos, pero en realidad estuvieron en nuestro país los 50 representantes de las empresas privadas más importantes de la […]

  • 4 mayo, 2007

Los empresarios que vinieron a Chile con motivo del World Economic Forum no se fueron tan rápido de nuestro país. Aprovechando la concurrencia, Chile fue sede del encuentro anual de la cumbre G50. Pasó inadvertido para muchos, pero en realidad estuvieron en nuestro país los 50 representantes de las empresas privadas más importantes de la región. Presidido por el editor jefe de la revista Foreign Policy, Moisés Naím, supimos que el fin de semana pasado estuvieron paseando por la ruta del vino de Colchagua.

Acompañados de sus señoras, este selecto grupo se alojó en el hotel de Carlos Cardoen en Santa Cruz, visitaron su museo, las viñas… y cerraron el encuentro con un gran almuerzo en el campo del socio de Celfin Capital, Jorge Errázuriz, en el fundo Los Olmos del Huique, ubicado a orillas del río Tinguiririca. En cuanto a la presencia de chilenos, se convocó a autoridades de gobierno como los ministros Andrés Velasco, Alejandro Foxley y empresarios como Alvaro Saieh, Alfredo Moreno y Jorge Rosenblut.