Por casi cien años la mina a tajo abierto de Chuquicamata entregó riquezas a Chile a través del cobre. Sin embargo, en la próxima década, el yacimiento abierto dejará de ser rentable, fundamentalmente por el aumento en los costos de transporte y la relación estéril/mineral. Ante esta situación, la División de Chuquicamata hace 10 años está realizando exploraciones subterráneas con resultados muy positivos. En estos estudios se han cuantificado aproximadamente 1.700 millones de toneladas en cobre y molibdeno que representan cerca del 60% de lo explotado en los últimos 90 años. Es por eso, que a principios de mes se echó a andar el proyecto Chuquicamata Subterránea, que tiene una inversión de 3.828 millones de dólares y que pretende estar funcionando a full capacidad en 2018. Se estima que este yacimiento subterráneo tendrá una producción anual de 340 mil toneladas de cobre y 18 mil toneladas de molibdeno fino.

  • 18 julio, 2012

Por casi cien años la mina a tajo abierto de Chuquicamata entregó riquezas a Chile a través del cobre. Sin embargo, en la próxima década, el yacimiento abierto dejará de ser rentable, fundamentalmente por el aumento en los costos de transporte y la relación estéril/mineral. Ante esta situación, la División de Chuquicamata hace 10 años está realizando exploraciones subterráneas con resultados muy positivos. En estos estudios se han cuantificado aproximadamente 1.700 millones de toneladas en cobre y molibdeno que representan cerca del 60% de lo explotado en los últimos 90 años. Es por eso, que a principios de mes se echó a andar el proyecto Chuquicamata Subterránea, que tiene una inversión de 3.828 millones de dólares y que pretende estar funcionando a full capacidad en 2018. Se estima que este yacimiento subterráneo tendrá una producción anual de 340 mil toneladas de cobre y 18 mil toneladas de molibdeno fino.