La inauguración del tercer restaurante Santa Pizza –prevista para esta semana en Mall Sport– trae consigo un renovado estilo de negocio. Su dueño, el empresario Christian Berger, se asoció para este proyecto con el surfista californiano Thomas Lochtefeld, que tiene como mérito el haber creado la primera ola artificial en 1981 y haberla replicado por […]

  • 1 abril, 2009

La inauguración del tercer restaurante Santa Pizza –prevista para esta semana en Mall Sport– trae consigo un renovado estilo de negocio. Su dueño, el empresario Christian Berger, se asoció para este proyecto con el surfista californiano Thomas Lochtefeld, que tiene como mérito el haber creado la primera ola artificial en 1981 y haberla replicado por todo el mundo.

Con una inversión cercana a los 350 millones de pesos, el nuevo local Santa Pizza –que se suma al del balneario Santo Domingo y al del Parque Arauco– integra gastronomía, diseño y una inspiración ribera, que incluye una pequeña playa de arena en el tercer piso.

La idea ahora es replicar el modelo de esta nueva sociedad en la región, con especial interés en Argentina y Perú, donde ya se han estado reuniendo con importantes inversionistas. Pero eso no es todo. Supimos que también están interesados en la hotelería de lujo y ya están planificando la construcción de un hotel boutique en Santo Domingo, que demandaría una inversión de 2,5 millones de dólares.