¿Ha oído hablar de un pez llamado Yellow tail Kingfish? De seguro es un nombre difícil de recordar, pero acostúmbrese, porque podría ser la especie que venga a ampliar la oferta chilena de peces criados en cautiverio. A través de Pesquera San José, la familia Lecaros Menéndez, comenzó muy discretamente hace unos días a desarrollar […]

  • 4 marzo, 2009

¿Ha oído hablar de un pez llamado Yellow tail Kingfish? De seguro es un nombre difícil de recordar, pero acostúmbrese, porque podría ser la especie que venga a ampliar la oferta chilena de peces criados en cautiverio. A través de Pesquera San José, la familia Lecaros Menéndez, comenzó muy discretamente hace unos días a desarrollar en Tongoy un proyecto acuícola de este pez, conocido también como palometa o vidriola. Lo novedoso es que se trata del primer cultivo de una especie distinta al salmón que está pasando a desarrollarse a nivel industrial.

Supimos que la palometa ya es reproducida desde hace un par de años en Australia y que ha logrado venderse con éxito en Estados Unidos y Europa. Por ahora, la firma puso en marcha cuatro jaulas de manera experimental y el procesamiento se realizará en su planta de Coquimbo. Lo que pase en adelante dependerá de cómo se adapte la especie en el mar, que es la parte más compleja. De hecho, otras especies como la corvina y la cojinova se han intentado reproducir sin éxito.

De ser exitoso este caso –que según lo visto en Australia es muy probable– lo más atractivo de todo es que da una muy buena posibilidad para las empresas que quieran desarrollar la acuiculturaen el norte del país (ya que requiere una mayor temperatura) como opción a la salmonicultura en el sur.