La compra en 238 millones de dólares de Fetzer Vineyards y otros activos en California (que pertenecían al grupo Brown-Forman, el mismo de Jack Daniel’s) no sólo es la mayor operación de este tipo en la historia de Concha y Toro, sino un importante paso estratégico. La transacción, cuyo cierre definitivo está previsto para abril, busca potenciar la presencia de CyT en el mercado estadounidense, habida cuenta de que Estados Unidos se convirtió en 2010 en el principal destino del vino chileno.

  • 8 marzo, 2011

La compra en 238 millones de dólares de Fetzer Vineyards y otros activos en California (que pertenecían al grupo Brown-Forman, el mismo de Jack Daniel’s) no sólo es la mayor operación de este tipo en la historia de Concha y Toro, sino un importante paso estratégico. La transacción, cuyo cierre definitivo está previsto para abril, busca potenciar la presencia de CyT en el mercado estadounidense, habida cuenta de que Estados Unidos se convirtió en 2010 en el principal destino del vino chileno.

Concha y Toro lidera las exportaciones a ese país entre las viñas nacionales y ocupa el tercer lugar entre las marcas importadas en el gigante del norte, siendo superada por la australiana Yellow Tail (1) y la italiana Cavit (2). El año pasado, CyT exportó 3 millones 324 mil cajas a EEUU, mientras que la reciente adquisición incluye seis marcas que en total vendieron 3 millones 100 mil cajas en 2010. Es decir, la compañía de Casillero del Diablo duplicará su presencia en ese mercado.

Esos son los números pero, ¿qué hay de los vinos? Las marcas que adquirió la empresa chilena son Fetzer, Bonterra, Five Rivers, Jekel, Sanctuary y Little Black Dress. Todas ellas suman ventas de 156 millones de dólares.

Joshua Greene, editor de la revista Wine & Spirits, explica: “Fetzer tiene una larga historia. Fue una de las pioneras en la viticultura orgánica en California. Los vinos de la marca Bonterra reflejan esa dirección. Tenían un jardín biodinámico en el valle de Redwood, Mendocino, donde trabajaron con Alvaro Espinosa y Alan York (una de las eminencias del biodinamismo). Jekel es una marca separada, ubicada en el condado de Monterrey. Eran especialistas en riesling en sus inicios, destacando por hacer vinos de clima frío. Five Rivers y Little Black Dress elaboran vinos relativamente baratos”.

De esas marcas la más importante es Fetzer, que produce 2,2 millones de cajas anuales y es una de las diez de mayor venta en el mercado norteamericano. Participa en el segmento de entre los 6,65 y 7,99 dólares. Las principales variedades son chardonnay (29%), cabernet sauvignon (19%), merlot (15%), gewürztraminer (15%) y otras (23%). Con el gewürztraminer es líder en EEUU.

Bonterra, por su parte, ocupa el primer lugar en la categoría orgánica premium y fue pionera en el desarrollo de viñedos de esta categoría desde 1987. Con ventas de 300 mil cajas anuales, supera en más de tres veces a su más próximo competidor en el segmento orgánico. Participa en el rango de precio de 11 a 13 dólares y sus principales variedades son chardonnay (35%), cabernet sauvignon (29%), merlot (11%), sauvignon blanc (8%) y zinfandel (6%).

Litlle Black Dress es una marca enfocada al segmento femenino, con una atractiva etiqueta y seis variedades de vino. Sanctuary elabora pinot noir, cabernet sauvignon y zinfandel de entre 20 y 30 dólares la botella.

Junto a estas marcas, la adquisición incluye 429 hectáreas de viñedos propios y arrendados en Mendocino County; bodegas con capacidad de 36 millones de litros (en Hopland) y 6 millones de litros (en Paso Robles) y una planta de embotellado.

¿Será esta inversión un sueño californiano para Concha y Toro?