A sus 88 años, el economista estadounidense Arnold Harberger puede presumir de estar más vigente que nunca en Chile. El también conocido como padre de los “Chicago Boys” locales no sólo continúa recibiendo alumnos chilenos en sus clases en UCLA, sino además mantiene una estrechísima relación con el país a través del Ministerio de Desarrollo […]

  • 7 marzo, 2013

A sus 88 años, el economista estadounidense Arnold Harberger puede presumir de estar más vigente que nunca en Chile. El también conocido como padre de los “Chicago Boys” locales no sólo continúa recibiendo alumnos chilenos en sus clases en UCLA, sino además mantiene una estrechísima relación con el país a través del Ministerio de Desarrollo Social. Llamado cariñosamente “Alito” por sus conocidos chilenos, el profesor asesora a la secretaría de Estado que dirige Joaquín Lavín –precisamente, ex alumno suyo en Chicago– en la evaluación social de la inversión pública. Para ello, además de mantenerse en contacto por e-mail, viene habitualmente dos veces al año a Santiago. Sus próximas visitas eso sí aún no tienen fechas definidas. Después de que se creó el Ministerio de Desarrollo Social, el Sistema Nacional de Inversiones (que ese ministerio co-administra con Hacienda) recibió un impulso para mejorar y actualizar sus herramientas para un buen uso de las platas fiscales en los proyectos de inversión pública. “En este sentido, la labor del Profesor Harberger ha sido muy importante y enriquecedora; el Ministerio ha podido contar con sus aportes conceptuales y experiencia no sólo a nivel latinoamericano, sino además global”, dice Felipe Saavedra, jefe de la división de inversiones de la cartera.