La industria salmonera está explorando nuevas opciones para salir de la doble encrucijada en que se encuentra producto del virus ISA y la crisis económica internacional. Supimos que el gremio que las reúne, SalmonChile (presidido por César Barros), está empeñado en mantener conversaciones con el gobierno para ver si es posible que se conceda ayuda […]

  • 26 noviembre, 2008

La industria salmonera está explorando nuevas opciones para salir de la doble encrucijada en que se encuentra producto del virus ISA y la crisis económica internacional. Supimos que el gremio que las reúne, SalmonChile (presidido por César Barros), está empeñado en mantener conversaciones con el gobierno para ver si es posible que se conceda ayuda financiera al sector para sobrellevar el momento actual.

Un alto ejecutivo de la industria reconoce que lo óptimo sería conseguir que el Ejecutivo disponga de líneas de crédito especiales para las salmoneras, como ya lo ha hecho con otras áreas de la economía. En todo caso, nos dijeron que hasta ahora no se han logrado resultados sustantivos, debido a que varios altos funcionarios se han mostrado reacios a avanzar por ese camino.

Y como los tiempos no están para dilaciones, se dice en el sector que el tema podría traspasar las fronteras de la salmonicultura y ser gestionado directamente por la SFF. De hecho, el consejo de la entidad dirigida por Bruno Philippi, tenía previsto analizar la situación de la industria esta semana, porque es un tema respecto del cual varios directivos están preocupados. Trascendió que la visión
que tienen no es muy optimista, porque son varias las empresas que estarían encontrando difi cultades para sobrevivir, sobre todo en 2009, cuando la menor disponibilidad de peces para cosechar –por efecto del ISA– hará que muchas reduzcan su producción y enfrenten difi cultades para cumplir con sus compromisos financieros.