Tras su salida de la gerencia general de Multiexport en diciembre pasado para dedicarse a proyectos personales, Arturo Clement ya tiene todo listo para lanzarse al agua con colores propios. Junto a algunos socios formó en enero pasado la firma Fiordo Andino y en menos de dos meses diseñó el esquema de trabajo para sacar […]

  • 23 febrero, 2010

Tras su salida de la gerencia general de Multiexport en diciembre pasado para dedicarse a proyectos personales, Arturo Clement ya tiene todo listo para lanzarse al agua con colores propios. Junto a algunos socios formó en enero pasado la firma Fiordo Andino y en menos de dos meses diseñó el esquema de trabajo para sacar adelante su emprendimiento salmonero. La idea es partir el segundo semestre con el primero de tres centros de cultivo en la zona del archipiélago de Las Guaitecas, en la Región de Aysén, que tendrán una capacidad de 2.500 toneladas cada uno y que comenzarían a cosecharse a fines de 2011, considerando que los peces requieren de un período de maduración de entre 15 y 18 meses.

El sistema de funcionamiento de la firma es muy particular. Arrendará centros de cultivo que las grandes firmas hayan dejado de utilizar en el último tiempo –principalmente a raíz del virus ISA– y, a su vez, venderá el total de su producción a estas mismas empresas para que sean ellas las que lo procesen y exporten.

El ahora renovado emprendedor acuícola ha estado dedicado en las últimas semanas a la búsqueda de smolt (crías de salmones) de la mejor calidad posible, cuestión que no le ha sido del todo fácil. Pese a que el virus ISA ya ha sido mayormente controlado, la intención de Clement es operar sus centros con el menor riesgo posible.