Una serie de reuniones han sostenido los máximos ejecutivos de Interamericana (propiedad de la estadounidense AIG) con los trabajadores de la compañía en Chile para calmar los ánimos. ¿La razón? La matriz de la filial chilena ha sido fuertemente golpeada por la crisis financiera en Estados Unidos, a tal punto que el gobierno de ese […]

  • 15 octubre, 2008

Una serie de reuniones han sostenido los máximos ejecutivos de Interamericana (propiedad de la estadounidense AIG) con los trabajadores de la compañía en Chile para calmar los ánimos.

¿La razón? La matriz de la filial chilena ha sido fuertemente golpeada por la crisis financiera en Estados Unidos, a tal punto que el gobierno de ese país ya aprobó inyectarle fondos por 85.000 millones de dólares, mientras los rumores de venta circulan a diario.

Supimos que el encargado de transmitir el mensaje tranquilizador es el gerente general, Eduardo Bustamante, quien ha citado a grupos pequeños a sus oficinas en Santiago.

El ejecutivo se ha preocupado de explicar que, en caso de una eventual cambio de propiedad, la elaboración de bases y los contactos con posibles interesados podrían demorar.

En las últimas semanas trascendió el interés del millonario Warren Buffet por algunas unidades de la compañía. Actualmente, no hay acuerdo oficial con él ni con firmas europeas, como Alliance, que también han salido al ruedo.