Encontrar mujeres que trabajen en el core business de la industria de banca de inversión fue, por lejos, uno de los grandes desafíos de este reportaje. Porque aunque parezca inexplicable, en este negocio, donde trabajan miles de personas, son contadas con los dedos de una mano las mujeres que se desempeñan en mesas de dinero […]

  • 14 noviembre, 2016

mujer-oficina_flickr

Encontrar mujeres que trabajen en el core business de la industria de banca de inversión fue, por lejos, uno de los grandes desafíos de este reportaje. Porque aunque parezca inexplicable, en este negocio, donde trabajan miles de personas, son contadas con los dedos de una mano las mujeres que se desempeñan en mesas de dinero o en altos cargos.

Y la respuesta de uno de los CEO consultados respecto al por qué no contratan mujeres, parece resumir la razón: “este es un negocio donde se trabaja hasta muy tarde, y pedirle a una mujer que se quede, cuando tiene niños y que ver la casa…es mejor tener hombres”.

En este caso, no es que se requiera de habilidades que sólo los hombres posean -como por ejemplo, más fuerza-, ya que las capacidades son las mismas. Incluso, muchos valoran las habilidades blandas que tienen para generar lazos y empatía con los clientes, logrando mejores resultados, una ventaja importante en un negocio basado en la confianza.

Pero siempre hay quienes luchan contra la corriente, y ahí están, ganándole a los prejuicios, demostrando que sí se puede triunfar en un mundo en el que buscan dejar su huella, especialmente para aquellas que se les quieran unir.

El camino no es fácil para llegar a puestos de primera línea. Bien lo saben quienes han alcanzado la cima, quienes, además, reconocen el desafío que implica su doble rol, como profesionales y madres. Pero se puede, y la clave está en la flexibilidad laboral y, por supuesto, en las redes de apoyo.

También hay quienes apelan a la “solidaridad de género”, ya que indican que si hay pocas mujeres en cargos altos, se debe también a los pocos referentes que existen.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.