Lo que pasa en Bilderberg, queda en Bilderberg. Punto. Esa es la condición para participar en esta conferencia que cada año reúne a los políticos y empresarios más poderosos de Europa y Norteamérica. La sede del encuentro 2013, que tendrá lugar entre el 6 y 9 de junio, es el hotel Grove en Watford, Inglaterra. […]

  • 6 junio, 2013
Auto que asiste a conferencia Bilderberg en 2012. Foto Flickr

Auto que asiste a conferencia Bilderberg en 2012. Foto Flickr

Lo que pasa en Bilderberg, queda en Bilderberg. Punto. Esa es la condición para participar en esta conferencia que cada año reúne a los políticos y empresarios más poderosos de Europa y Norteamérica.

La sede del encuentro 2013, que tendrá lugar entre el 6 y 9 de junio, es el hotel Grove en Watford, Inglaterra. Hasta allá han llegado más de un centenar de las personas más influyentes del planeta.

Como un “foro informal de discusiones off the record sobre megatendencias y los mayores conflictos que enfrenta el mundo”, se describe a sí misma esta conferencia.

La primera de ellas se realizó en Holanda en 1954, en el hotel Bilderberg, donde nació su nombre. Asistieron los líderes más importantes de Norteamérica y Europa para hablar sobre cómo prevenir una próxima guerra mundial.

Algunos de sus miembros más antiguos son Henry Kissinger y David Rockefeller, quienes incluso asistieron el año pasado. En la primera versión de la conferencia, once estadounidenses asistieron mandados por el gobierno de Eisenhower.

Otros participantes de renombre son Bill Clinton, Ben Bernanke, Larry Summers, George Soros y Donald Rumsfeld.

Este año se espera la asistencia de Jeff Bezos -creador de Amazon-, Peter Thiel -creador de PayPal-, Eric Schmidt -presidente de Google- y del ex director de la CIA, David Petraeus, entre otros.

Este exagerado hermetismo ha alimentado la proliferación de teorías conspirativas que sostienen que el club Bilderberg maneja el mundo. A las sedes suelen llegar manifestantes para protestar la celebración del encuentro. Algunos afirman que el grupo estaría escondiendo la cura al cáncer o que serían responsables de las crisis financieras para “controlar el planeta”.

Sin embargo, por primera vez, el club habilitará una zona para la prensa cerca del hotel, por lo que se espera que lleguen miles de periodistas y blogueros.

Revise el artículo completo en Business Insider.