Desde los años 30 que se sabe que la “Gran Mancha Roja” de Júpiter, gigantesca tormenta más grande que la Tierra, se está encogiendo, e incluso se ha visto alterada su forma y ahora más parece un óvalo que un círculo. Sin embargo, nuevas imágenes captadas por el telescopio espacial Hubble muestran que la[tweetable] “Gran […]

  • 15 mayo, 2014

ABC_Júpiter

Desde los años 30 que se sabe que la “Gran Mancha Roja” de Júpiter, gigantesca tormenta más grande que la Tierra, se está encogiendo, e incluso se ha visto alterada su forma y ahora más parece un óvalo que un círculo.

Sin embargo, nuevas imágenes captadas por el telescopio espacial Hubble muestran que la[tweetable] “Gran Mancha Roja” ha alcanzado su menor dimensión desde que se descubrió[/tweetable].

La tormenta circular anticiclónica, en cuyo interior soplan vientos a grandes velocidades que alcanzan cientos de kilómetros por hora, alcanzó una dimensión por debajo de los 16.500 kilómetros de un extremo a otro, lo que supone el diámetro más pequeño registrado hasta ahora”, dijo Amy Simon, del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA, en un comunicado difundido por la agencia espacial estadounidense.

Las primeras observaciones astronómicas de este fenómeno se registraron a finales del siglo XIX. En aquella época se calculó que el tamaño de la mancha abarcaba los 41.000 kilómetros desde sus dos extremos, tamaño suficiente para albergar cómodamente a tres planetas Tierra.

El equipo de Simon informó en el mismo comunicado que tiene la intención de estudiar el fenómeno en mayor profundidad para intentar determinar cómo estos remolinos están debilitando a la gran tormenta de Júpiter.

Revise el artículo completo en ABC.es.