La nueva serie del creador de Lost es algo así como los Archivos Secretos X pero mucho mejor.

  • 19 marzo, 2009

 

La nueva serie del creador de Lost es algo así como los Archivos Secretos X pero mucho mejor. Por Federico Willoughby.

Lo fácil sería decir que Fringe es la respuesta contemporánea a los Archivos Secretos X. Si Molder y Scully abrieron hace 10 años la puerta a los extraterrestres y a la agotadora sensación de que en el mundo hay fuerzas que nos controlan, Fringe (cuya traducción sería “marginal”) puede que sea un programa que aprieta las mismas teclas, pero no lo hace necesariamente igual. Sería como decir que una película de Superman es lo mismo que Watchmen.

Mientras en los Archivos Secretos X los libretistas se demoraron varias temporadas en construir una conspiración que descansaba demasiado sobre la idea de que los extraterrestres están entre nosotros y por ende, todo lo inexplicable tenía su origen en esa realidad paralela, Fringe desde el primer cuadro se plantea como una serie donde todo está peligrosamente y obsesivamente relacionado.

Centrada en las aventuras de un grupo especial del FBI que estudia fenómenos alternativos de la ciencia como la teletransportación, la inteligencia artificial, la telepatía, las mutaciones genéticas, entre otras ramas, Fringe encuentra su mayor atractivo en que parece ser la clase de programa de televisión para el que su creador, J.J.Abrams, nos venía preparando hace rato.

Para quien no lo conoce, Abrams es la mente maestra detrás de series como Alias y Lost, desde las cuales acostumbró a sus seguidores a no esperar respuestas y a terminar conectando todo, de alambicadas pero creíbles maneras. También tiene a su haber películas como Cloverfield, Armageddon y un remake de Star Trek, pronto a estrenarse.

En el mundo de Abrams (y el de Fringe) todo está vinculado. Sí, hay fuerzas superiores y conspiraciones a escala global, pero también, y aquí aparece el gran mérito respecto de los Archivos Secretos X, se intuye una explicación construida sobre una realidad más sofisticada que los extraterrestres. O sea, si hay un secuestro, el culpable perfectamente puede ser un gobierno intentando experimentar con humanos o una malvada empresa multinacional buscando conejillos de Indias. No todos son aliens. Además, y en lo que es un guiño pop a las series de los noventa, uno de sus protagonistas es nada menos que Joshua Jackson (Pacey Witter, de Dawson´s Creek).

Warner Channel, miercoles 00:00 hrs.