El emprendimiento también es una de esas virtudes que se heredan. Bien lo saben Enrique Bas y su hijo, Juan Antonio, quienes siguieron los pasos de su padre y abuelo, Juan Bas Eroles, el mítico empresario de origen hispano que dio nombre a los recordados productos JB y más tarde a la marca Don Juan, […]

  • 27 mayo, 2009

El emprendimiento también es una de esas virtudes que se heredan. Bien lo saben Enrique Bas y su hijo, Juan Antonio, quienes siguieron los pasos de su padre y abuelo, Juan Bas Eroles, el mítico empresario de origen hispano que dio nombre a los recordados productos JB y más tarde a la marca Don Juan, hoy en manos de gigantes multinacionales.

Es que llevar el apellido Bas tiene su peso. Eso es lo que al menos cuenta Juan Antonio, quien no ha querido desprenderse del legado dejado por su abuelo en el rubro de los alimentos y junto a su padre se ha lanzado a la producción de huevos de codorniz en conserva, que hoy comercializan en exclusivas tiendas de delicatessen; entre ellas, Falabella Parque Arauco.

Precisamente, bajo el nombre de La Herencia, el recuerdo del sabor, han comenzado una nueva fase de emprendimiento, la que viene a coronar un proyecto en el que llevan trabajando varios años con gran empeño.

Luego de que la familia vendiera las marcas JB y Don Juan, Enrique y Juan Antonio Bas continuaron produciendo para terceros productos como pickles, mostaza, ketchup y otras salsas, todos ellos sin etiquetas. Hasta que se dieron cuenta de que había que aprovechar el legado familiar en el rubro y decidieron crear una marca que demostrara que no son ningunos aparecidos, sino que, muy por el contrario, forman parte de una familia con historia en el rubro alimenticio.

Pero había que volver con honor. Eligieron un producto diferente y bastante único en la escena local, ya que la idea era ir por nuevos mercados y paladares. De ahí surge el plan de ofrecer huevos de codorniz en conserva, en su fábrica ubicada en Talagante, los que comercializan en tres variedades: natural, a la oliva sevillana (con aceitunas verdes) y con merquén.

Hoy, quien está a cargo de este emprendimiento es Juan Antonio Bas. Cuenta que ahora la apuesta es conquistar mercados internacionales, para lo cual está en conversaciones con varios distribuidores para lanzarse en esta carrera antes de fin de año. Además, está avanzando en la idea de comercializar los otros productos que fabrica bajo esta misma marca. Planes que van a buen tranco y que espera materializar, también, en los próximos meses.