Los estadounidenses están impacientes por escuchar al presidente Barack Obama referirse a la economía y el déficit federal de Estados Unidos en su discurso de esta noche del Estado de la Unión, en momentos en que más de la mitad aún están convencidos de que la nación está en una recesión, informa Diario Financiero. La […]

  • 12 febrero, 2013
Barack Obama. Foto EFE

Barack Obama. Foto EFE

Los estadounidenses están impacientes por escuchar al presidente Barack Obama referirse a la economía y el déficit federal de Estados Unidos en su discurso de esta noche del Estado de la Unión, en momentos en que más de la mitad aún están convencidos de que la nación está en una recesión, informa Diario Financiero.

La “prioridad número uno” para el presidente es “crear empleos, mejorar la economía y fortalecer a la clase media”, comentó el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Obama es consciente de que el país “no está siquiera cerca” del ritmo de crecimiento deseado y, por ello, en su discurso se centrará en “propuestas necesarias” para que “la economía funcione para la clase media”, precisó Carney.

La política sobre el control de armas y la salud también son preocupaciones clave que los electores estadounidenses esperan que el presidente aborde en su discurso anual, de acuerdo con el sondeo de la Universidad Quinnipiac.

Se espera que Obama, que inició su segundo período el mes pasado tras ganar la reelección en noviembre, utilice el discurso para presentar un plan para apuntalar a la debilitada economía, incluyendo propuestas de inversiones en infraestructura, fábricas, energía limpia y educación.

El sondeo a nivel nacional arrojó que el 35% de los votantes estadounidenses considera que la economía es una preocupación clave, mientras que un 20% apuntó al déficit federal.

La encuesta mostró, además, que el 53% de los participantes dijo que Estados Unidos sigue en una recesión, pese a que los economistas han sostenido que la desaceleración que comenzó a fines del 2007 terminó oficialmente en julio del 2009.

Revise el artículo completo en  Diario Financiero.