Hoy la Corte de Apelaciones de Santiago definirá si la propiedad de U. Gabriela Mistral en Huechuraba, donde planeaba construir su nuevo campus, saldrá a remate. La casa de estudios intentará revertir la sentencia que la obliga a pagar 8.400 millones de pesos a la inmobiliaria Del Inca -ligada a los empresarios Andrés Navarro, Luis Cordero y Alejandro Pérez – tras la fusión con la UCINF en 2016.

Después de un año y medio de recursos judiciales de lado y lado, hoy se zanjará la disputa que enfrenta por una parte a los empresarios Andrés Navarro, Luis Cordero y Alejandro Pérez, dueños de la inmobiliaria Del Inca, con la Universidad Gabriela Mistral (UGM), controlada por el Movimiento Sodalicio de Vida Cristiana.

Todo partió en 2017. Tras la fusión de la Universidad de Ciencias de la Informática (UCINF) por parte de la UGM –que se hizo cargo de su matrícula–, la inmobiliaria dueña del edificio ubicado en la calle Pedro de Valdivia, donde operaba el plantel en cierre, demandó a la UCINF y UGM por el no pago del arriendo.

El acuerdo entre la UCINF y Del Inca se había gestado en 2008 y tenía un plazo de 30 años. Sin embargo, con el cierre de la universidad, propiedad de Eduardo Avayú, Fernando Camacho, Cristián Moreno y Carlos Schaerer –director de El Mercurio–, y el cese del pago del arriendo, la dueña de la propiedad puso término al contrato el 12 de junio de 2017. Dos meses después, Del Inca a través del abogado Iván Marinovic, socio de Marinovic & Asociados, demandó a la UCINF y a la UGM ante el 21° Juzgado Civil de Santiago, solicitando el pago de los montos adeudados y de las rentas futuras hasta 2027, como se había estipulado en el contrato inicial, por más de 8.300 millones de pesos. Además solicitó una indemnización por el deterioro del inmueble.

El 8 de mayo, el juzgado condenó a la UCINF al pago de 8.400 millones de pesos, y en forma “solidaria” a la UGM. Además, decretó como medida precautoria el embargo de una propiedad de la UGM, en Av. El Salto, Huechuraba, donde la casa de estudios construiría un nuevo campus. Representantes del establecimiento aseguran que dicha medida influyó directamente en la pérdida de la acreditación que sufrió el plantel en 2018.

Cuatro meses antes de ese fallo, Del Inca decidió vender el inmueble de Pedro de Valdivia al Banco BICE que compró la propiedad en 5.500 millones de pesos.

UGM arremete ante el TC

Bajo el argumento de que la Universidad Gabriela Mistral era ajena a la relación contractual del edificio donde antes operaba la UCINF –cuyas partes eran únicamente la UCINF y Del Inca– la casa de estudios, a través del abogado Rodrigo Riquelme, socio de Chadwick y Reymond, presentó un recurso de casación y otro de apelación en la Corte de Apelaciones. Esto con el fin de impedir el remate de la propiedad ubicada en El Salto. En paralelo, además, recurrió al Tribunal Constitucional argumentando que la ley de arrendamiento de predios urbanos no admite que se decreten órdenes de no innovar, por lo que, agregó, hacer aplicable esa prohibición a una universidad que no es parte del contrato de arrendamiento sería inconstitucional.

Si bien el trámite ante el TC logró suspender el remate que estaba decretado para el 27 de noviembre pasado, la medida fue solo temporal. El 8 de diciembre el TC declaró inadmisible el requerimiento presentado por la UGM. Con eso se fijó una nueva fecha para la venta del terreno: el próximo 29 de enero.

Hoy se enfrentarán los abogados Rodrigo Riquelme, por parte de la UGM; Alfonso Reymond, socio del mismo estudio, en representación de la UCINF; y Enrique Alcalde, socio de PPU, que fue contratado por la inmobiliaria para la apelación. Si la justicia falla nuevamente en favor de la empresa quedarán dos semanas para que el sueño de un nuevo campus para la Gabriela Mistral desaparezca definitivamente.