Las cosas no están muy tranquilas en el litoral central. ¿Por qué? Hace un par de años se armó la pelotera entre los pescadores de la caleta de Maitencillo, debido a que un grupo de ellos no se quiso ir del lugar luego de cumplir su tiempo en los respectivos puestos.

  • 25 enero, 2012

Las cosas no están muy tranquilas en el litoral central. ¿Por qué? Hace un par de años se armó la pelotera entre los pescadores de la caleta de Maitencillo, debido a que un grupo de ellos no se quiso ir del lugar luego de cumplir su tiempo en los respectivos puestos. Fue ahí cuando se separaron aguas y un nuevo grupo formó un sindicato para crear una nueva caleta en la playa El Pino o Shurman, a dos kilómetros de distancia. La municipalidad de Puchuncaví autorizó la construcción. Sin embargo los pescadores de la antigua caleta dicen que se van a construir más de 1.600 metros cuadrados, que afectará directamente a la playa; los otros afirman que sólo serán 24 kilómetros cuadrados, donde podrán instalarse cerca de 5 pescadores. El conflicto ha hecho que la construcción esté estancada y haya empezado a ser tema entre los veraneantes del sector.