Un estudio publicado en Diabetologia entrega nuevos motivos para seguir una dieta mediterránea. Las personas que siguen este régimen alimentario basado en grandes cantidades de frutas, vegetales, pescado y grasas sanas como el aceite de oliva, serían menos propensas a padecer diabetes tipo 2, que aquellos que no consumen estos alimentos, informa el Huffington Post. […]

  • 20 agosto, 2013

Dieta mediterranea. Foto Huffington Post

Un estudio publicado en Diabetologia entrega nuevos motivos para seguir una dieta mediterránea. Las personas que siguen este régimen alimentario basado en grandes cantidades de frutas, vegetales, pescado y grasas sanas como el aceite de oliva, serían menos propensas a padecer diabetes tipo 2, que aquellos que no consumen estos alimentos, informa el Huffington Post.

Por otro lado, los investigadores encontraron que adoptar una dieta con un bajo  índice glicémico -el cual regula la ingesta de carbohidratos según su impacto en los niveles de azúcar en la sangre- también reduce el riesgo de desarrollar diabetes. Y, como la dieta mediterránea es rica en vegetales y alimentos naturales, ésta suele ser de bajo índice glicémico.

Los investigadores llegaron a esta conclusión luego de revisar la información de 22.295 personas, quienes fueron seguidos por 11 años. Durante este periodo, 2.330 personas desarrollaron diabetes tipo 2.

Aquellos que seguían más estrictamente el régimen mediterráneo tenían en promedio un riesgo 12% menor de padecer dicha enfermedad que quienes más se alejaban de estos alimentos. Además, las personas que consumieron la mayor cantidad de carbohidratos presentaron un riesgo 21% mayor de desarrollar diabetes.

Revise el artículo completo en el Huffington Post.