Ocurrió el jueves 18 de noviembre. Ese día Falabella celebró sus 121 años de vida en el centro de eventos Alto San Francisco. Durante la comida, y como es costumbre, el presidente de la compañía, Reinaldo Solari, dio su discurso anual en el que agradeció el esfuerzo de sus trabajadores por hacer crecer a la firma. Pero lo que más llamó la atención de los asistentes fue que por primera vez el patriarca se refirió en forma pública a su eventual retiro de la compañía. “Llegó la hora de rejuvenecer el directorio”, fueron sus palabras, con las que dejó entrever que su partida de la primera línea de la empresa estaría cerca. Para su sucesión, como era de esperarse, ya corren rumores. Se apuesta por alguno de sus hijos: Piero, Sandro o Carlo Solari.

  • 14 diciembre, 2010

Ocurrió el jueves 18 de noviembre. Ese día Falabella celebró sus 121 años de vida en el centro de eventos Alto San Francisco. Durante la comida, y como es costumbre, el presidente de la compañía, Reinaldo Solari, dio su discurso anual en el que agradeció el esfuerzo de sus trabajadores por hacer crecer a la firma. Pero lo que más llamó la atención de los asistentes fue que por primera vez el patriarca se refirió en forma pública a su eventual retiro de la compañía. “Llegó la hora de rejuvenecer el directorio”, fueron sus palabras, con las que dejó entrever que su partida de la primera línea de la empresa estaría cerca.

Para su sucesión, como era de esperarse, ya corren rumores. Se apuesta por alguno de sus hijos: Piero, Sandro o Carlo Solari.