La industria televisiva ha sorteado la crisis sanitaria producto del Covid 19 con diversas estrategias. El ítem más complejo tiene relación con la grabación de programas y teleseries. Los canales de TV han tomado diversas medidas para proteger a sus trabajadores al tiempo que intentan mantener sus parrillas programáticas con una oferta atractiva.

  • 30 marzo, 2020

En plena grabación de su quinta temporada se encontraba hasta el pasado viernes 13 de marzo la exitosa teleserie de Mega “Verdades Ocultas”, protagonizada por los actores Matías Oviedo y Camila Hirane y transmitida en el horario de la tarde (entre las 15:30 y 16:30 hrs.). La producción de la señal televisiva de Carlos Heller es la más larga de su tipo en la historia de la televisión chilena y dado su éxito de audiencia -es la serie nacional más vista en TV abierta, con 21,2 puntos promedio de rating en los casi dos años y medio que lleva de emisión- ya se planeaba el cronograma de trabajo para su sexta temporada.

Pero la crisis sanitaria generada por el Covid 19 ha dejado a la producción nacional -que se comenzó a grabar el primer semestre del 2017- en standby: el lunes 16 de marzo, el equipo técnico y actoral de la teleserie se negó a ir al set de grabación, pues su decisión fue cumplir en ese momento la cuarentena voluntaria. Al día siguiente recibieron una comunicación oficial desde la cadena televisiva dirigida por Patricio Hernández suspendiendo las grabaciones hasta el próximo lunes 30 de marzo. Con todo, desde el equipo aseguran que las actividades sólo se reanudarán cuando mengüe los efectos de la pandemia.

“Verdades Ocultas” tiene capítulos grabados listos para emitir solo hasta fines de abril y, lo más complicado, es que hasta ahora no hay alternativas para poder grabar un final adecuado para la teleserie que se ha convertido en el programa más visto del 2020.

Pero el problema de esta serie no es aislado y se extiende a los otros productos dramáticos de la estación. “Yo soy Lorenzo” (vespertina) y “100 días para enamorarse” (nocturna), ambas teleseries, tampoco han finalizado sus grabaciones. Fuentes al interior del canal aseguran que durante estos días se grabará un capítulo final para la primera, que ya estaba por finalizar, mientras que para las otras producciones aún no se define un plan para su continuidad.

La situación de área dramática de Mega, según ejecutivos de la industria, representa un problema no menor para la estación de Heller, pues parte importante del éxito de su parrilla se sostiene justamente en esta área dirigida por María Eugenia Rencoret, la que aporta contenidos fuertes en tres bloques distintos, logrando dominar la oferta programática en todos ellos.

De momento, la estación ha optado por transmitir capítulos más cortos de sus telenovelas con el fin de extender lo más posible la emisión de contenidos inéditos. Además, ya se anunciaron el reestreno de tres de sus productos más exitosos para complementar esos horarios: en la franja diurna comenzará a exhibirse nuevamente “Amanda”, protagonizada por Daniela Ramírez; en el bloque vespertino se podrá sintonizar “Pitucas sin lucas”, mientras que en el horario nocturno la apuesta complementaria será “Perdona nuestros pecados”.

Con respecto al estelar “Quién quiere ser millonario”, conducido por Diana Bolocco, hay absoluta calma: la temporada completa ya fue grabada y la exhibición de sus capítulos seguirá según lo programado.

Canal 13: un sueño en veremos

En Canal 13 respiran algo más tranquilos, pero también han debido hacer ajustes importantes. De las casi 500 personas que normalmente trabajan en el edificio de Inés Matte Urrejola, hoy hay cerca de 400 trabajadores que están desempeñando labores desde sus casas. De hecho, en Prensa el 50% de las notas son íntegramente realizadas en forma de teletrabajo.

En el canal de Andrónico Luksic reconocen que debieron paralizar las grabaciones de la teleserie la “Torre de Mabel”, sin embargo, esto no representa un problema mayor, pues la apuesta dramática aún no estaba al aire y por lo tanto se puede reprogramar para cuando termine la crisis sanitaria generada por el Covid 19. Un espacio que sí sufrió directamente los efectos de la pandemia fue “Bailando por un sueño” conducido por Martín Cárcamo. El programa de concurso donde bailan personajes famosos suspendió sus grabaciones el jueves 19 de marzo hasta nuevo aviso. Pese a que en un primer momento se consideró la idea de reacondicionar las características de las grabaciones, finalmente se optó por la paralización total, una decisión complicada, pues el programa había alcanzado buenos niveles de rating, liderando incluso la medición general en su horario.

En tanto, los cronogramas de grabación resultaron adecuados para el programa Masterchef Celebrity Chile: los capítulos del espacio de cocina -que se realizaron en Colombia- terminaron de filmarse tres días antes de que comenzaran las primeras restricciones en Chile por el Coronavirus, por lo tanto, la emisión de todo el ciclo está asegurada. Sus participantes pudieron regresar al país sin problemas.

TVN: Carmen Gloria Arroyo responde desde su casa

Desde que se desató la crisis sanitaria, en TVN han tomado una serie de medidas. La primera de ellas fue sacar de pantalla el programa “Todo o nada”, en el cual el público es el protagonista y dado su formato implicaba tener a mucha gente en el estudio, explican desde la estación pública.

Siguiendo el mismo esquema que los demás canales, en el canal estatal también se optó por disminuir la dotación del equipo matinal. En este caso, solo el conductor Ignacio Gutiérrez y un equipo de cámaras permanecen en estudio. Respecto al franjeado “Carmen Gloria a tu servicio”, la semana pasada se suspendieron las grabaciones, pero vuelve a partir de este lunes 30 de marzo desde su casa, donde atenderá las consultas de personas que se encuentren en una situación delicada producto de la situación sanitaria que vive hoy el país.

El estelar de los días sábados “Cocina Fusión” conducido por Karen Doggenweiler, en tanto, continuará, ya que habían varios capítulos grabados, dicen en la señal estatal.

Chilevisión: entre repeticiones exitosas y producción fresca

La decisión de paralizar todas las grabaciones llegó hace dos meses directamente de la matriz Warner Media. De ahí que el programa “Pasapalabra Kids” finalmente haya sido dejado en standby, mientras perdure la crisis sanitaria y será reanudado una vez que las condiciones lo permitan.

En CHV afirman que de todas formas cuentan con contenidos frescos para mantener una parrilla activa por los próximos meses, los cuales irán dosificando con algunas repeticiones de sus espacios más exitosos. Es el caso de programas como “Pasapalabra” y “Podemos Hablar” -ambos conducidos por Julián Elfenbein-, también de “La Divina Comida” y el estelar “Yo soy”. Además, sumaran productos envasados internacionales, como el estreno en abril de la teleserie turca “Amor de familia”. Con respecto a la teleserie “Gemelas”, que se transmite en horario vespertino, la producción dramática está completamente grabada y por el momento no hay en carpeta nuevas historias de este tipo.