“Consultor en Comunicación Digital. Casi nerd. Me gustan los aviones (desde afuera). Hincha de River”. Así se define en Twitter –donde tiene 586 seguidores– Facundo Corsi (28), el cerebro digital detrás de la campaña presidencial de Mauricio Macri que llegó a Chile el 1 de junio como coordinador de redes sociales de Piñera. Su aterrizaje […]

  • 27 julio, 2018

“Consultor en Comunicación Digital. Casi nerd. Me gustan los aviones (desde afuera). Hincha de River”. Así se define en Twitter –donde tiene 586 seguidores– Facundo Corsi (28), el cerebro digital detrás de la campaña presidencial de Mauricio Macri que llegó a Chile el 1 de junio como coordinador de redes sociales de Piñera. Su aterrizaje en La Moneda se anunció en varios medios de comunicación el pasado 6 de julio. Sin embargo, el argentino tomó el avión de regreso a Buenos Aires el sábado pasado, dando por concluida su asesoría a Presidencia.

En el portal de transparencia su contrato tenía fecha de inicio el 1 de junio y de término el 31 de diciembre de 2018, al igual que la mayoría de los cargos de confianza. En La Moneda explican que esto se debió a que nunca se supo cuánto tiempo duraría pues dependía de la agenda de Corsi, pero siempre se supo que sería una asesoría puntual. De hecho, su nombre ya no figura en la planilla de dotación a honorarios.

Cómo se gestó su llegada

El equipo de redes sociales del mandatario ha experimentado varios cambios en lo que va del año. Josefa Solar, nuera del ministro del interior Andrés Chadwick, renunció a su cargo de coordinadora general de redes sociales y estrategia digital el 30 de abril. En su reemplazo llegó Francisca Sandoval, ex encargada de comunicaciones de la Asech, quien dejó el cargo el 31 de mayo. En el entorno del mandatario cuentan que fue ahí cuando su jefa de gabinete, Magdalena Díaz, llamó a Facundo Corsi, quien comenzó a trabajar en el área el 1 de junio, con un sueldo bruto de 5 millones de pesos, de acuerdo a transparencia.

Los lazos con el argentino se gestaron durante la campaña: primero a través de Andrés Chadwick Costa, quien viajó a Buenos Aires para conocer cómo operaba el equipo digital de Cambiemos, la coalición que llevó a la presidencia a Macri, y luego, a fines del año pasado, Corsi vino a Chile a asesorar al equipo de Piñera. Las líneas de ambas campañas eran muy similares, y lo que hizo el argentino esa vez fueron principalmente ajustes menores. Por ejemplo, reducir los tiempos de los videos de un minuto a 30 segundos.

En su paso por Chile, esta vez, su asesoría habría consistido en “enfocar el camino”, con el fin de hablarle a la mayor cantidad de ciudadanos posible. La estrategia apunta a darle prioridad a Facebook, y no a Twitter, ya que esta es considerada por Corsi como “círculo rojo”, es decir solamente para “periodismo” y “agenda”, y a darle importancia a Instagram, que a su juicio es la red que tiene más compromiso con sus seguidores. Como resultado de la mano de Corsi, serían los mensajes con más “intimidad” y “calidez”, contenidos más flexibles y menos transmisiones en vivo de las pautas periodísticas que se han visto en las redes sociales de Piñera, aseguran expertos en comunicación digital.

Enfocar el mensaje

Facundo Corsi estudió Derecho en la Universidad Católica de Argentina, no se tituló y estaría todavía elaborando en su tesis. Nunca trabajó como abogado, y según dicen en su entorno, tampoco le gustaría ejercer esa profesión. Recién egresado, cuando se estaba armando el equipo del partido Propuesta Republicana (PRO), liderado por Macri, entró al área de tecnología para armar la estrategia de comunicación digital del candidato presidencial. Para eso se reunió con el equipo de Obama en Washington, cuenta un conocido.

Tras la llegada de Macri al poder, Corsi trabajó durante un año como coordinador de medios digitales de Presidencia, hasta que comenzó la campaña legislativa, y se fue a trabajar a la coalición oficialista, Cambiemos.  

En la campaña presidencial de Argentina de 2015, el foco de su trabajo estuvo en “reputation management”, es decir blindar la imagen de Macri en las búsquedas en google, para que las apariciones fuese siempre positivas. Luego, en las legislativas de 2017, se enfocó en los “double click”: segmentación de los mensajes según los usuarios para que reciban el contenido que quieren escuchar a través de las redes sociales.

Ahora trabaja junto a un equipo de cinco personas en consultoría digital, basados principalmente en Cambiemos.

Modus operandi

El equipo de redes del presidente Sebastián Piñera es chico. Está liderado por Camilo Bravo (@elpulento) y de él dependen dos periodistas: Antonia Eyzaguirre (quien hasta mayo estaba en el equipo de prensa del mandatario) y Francisca Fernández, que llegó al cargo en reemplazo de Francisca Pérez que en marzo de trasladó al de Cecilia Morel. Ambas redactan los planes y los ejecutan ya sea en terreno o de forma remota. La estrategia se maneja con total hermetismo, y según cuentan personas cercanas al mandatario, cada mensaje, foto o video que se publica pasa por el visto bueno del Presidente.