El crecimiento económico no ha dejado indiferente a China en ningún aspecto. Ni siquiera en materia ambiental, en donde los saldos son preocupantes: • 300 millones beben dia a día agua contaminada. • 190 millones sufre de enfermedades asociadas al agua. • Un tercio de los ríos y el 75% de los lagos está contaminado. […]

  • 7 septiembre, 2007

El crecimiento económico no ha dejado indiferente a China en ningún aspecto. Ni siquiera en materia ambiental, en donde los saldos son preocupantes:

• 300 millones beben dia a día agua contaminada.
• 190 millones sufre de enfermedades asociadas al agua.
• Un tercio de los ríos y el 75% de los lagos está contaminado.
• De no controlar la contaminación, habrá 600 mil muertes en las zonas urbanas y 20 millones de enfermos bronquiales.
• La incineración de 2 mil millones de toneladas de carbón por año le está costando a la economía entre el 3% y 7% del PIB. Y, en 2008, China podría tranformarse en el principal emisor de dióxido de carbono (CO2) del planeta.

Fuentes: OCDE, The Guardian.