«En política hay dos caminos que, por lo general, no convergen. Ser respetado o ser popular. No se equivoquen, el único que llena el alma, es el primero», asegura el ex presidente de la UDI a través de la misiva. 

  • 8 julio, 2020

“Hoy es un día muy especial y simbólico para nuestro ideario político. Por cierto, no es el primero, ni tampoco será el último. Hoy enfrentamos una de esas votaciones que ponen a prueba a nuestro partido, nuestros principios, nuestra vocación de servicio público y nuestra coherencia. Es uno de esos días en que debemos preguntamos porqué se está en la vida pública”. Así comienza la carta que el ex presidente de la Unión Demócrata Independiente, Pablo Longueira, envió a los diputados de su coalición hoy.

“En política hay dos caminos que, por lo general, no convergen. Ser respetado o ser popular. No se equivoquen, el único que llena el alma, es el primero. Genera una satisfacción íntima de que jamás se dejaron llevar por los aplausos fáciles, los elogios pasajeros y lo más importante, que jamás engañaron a los más pobres con políticas públicas que los perjudicarán. Un voto más o un voto menos no es lo importante. Lo relevante es ser fiel a un ideal de justicia y de progreso, sin engañar nunca a los ciudadanos que confían en quienes eligieron para representarlos”, señala Longueira.

“No están en cualquier partido político. Están en uno que tuvo un fundador que fue ejemplo de coherencia sin límites frente a la demagogia y el populismo. Y fue mártir por ello. Facilitar hoy con su voto, de cualquier forma, una reforma que es la negación más clara de los valores, principios y estilo de hacer política de la UDI resultaría inaceptable”, dice.

“Espero sinceramente que en la votación de hoy la UDI sea, como muchas veces, el único partido que no se sumó a la demagogia y populismo que hay detrás de esta reforma”, agrega.