Un importante grupo de empresas asiáticas, de distintos tamaños y rubros, está mirando con mucho interés al mercado chileno. Se trata de compañías con bases en China, Singapur y Corea que ya han participado en seminarios y han contactado a intermediarios para evaluar oportunidades de inversiones en el país.

  • 11 junio, 2008

Un importante grupo de empresas asiáticas, de distintos tamaños y rubros, está mirando con mucho interés al mercado chileno. Se trata de compañías con bases en China, Singapur y Corea que ya han participado en seminarios y han contactado a intermediarios para evaluar oportunidades de inversiones en el país.

Entre las firmas destaca China Poly Group Corporation, un consorcio minero de primer nivel en ese país, al que se le ha presentado
una cartera de proyectos con factibilidad de desarrollarse en Chile. Otro de los interesados es el grupo singapurense Temasek, una firma de inversiones que maneja una cartera de más de 100 mil millones de dólares, y cuyos activos están enfocados principalmente en Asia, particularmente China. También de Singapur es Sembawang E&C, una de las empresas de ingeniería y construcción más grandes del sudeste asiático, que tiene oficinas en China, Bahrein, Emiratos y Malasia. Su objetivo es utilizar a Chile como puerta de entrada a Latinoamérica.

Entre las coreanas existen dos interesadas en proyectos de infraestructura y obras públicas. Se trata de Hanil Engineering and Construction y Doosan Heavy Industries & Construction. Ambas están mirando atentamente el proceso de concesiones y ya están evaluando establecerse en Chile para inscribirse como proveedoras del Estado.