Desde el lanzamiento de su primera versión a mediados de 2008, el sistema operativo para dispositivos móviles de Google ha superado con creces las expectativas. Cada día son más los consumidores que lo prefieren, convirtiéndolo en una amenaza para Nokia, Apple y RIM (BlackBerry). Por América Rodríguez.

  • 27 enero, 2011

 

Desde el lanzamiento de su primera versión a mediados de 2008, el sistema operativo para dispositivos móviles de Google ha superado con creces las expectativas. Cada día son más los consumidores que lo prefieren, convirtiéndolo en una amenaza para Nokia, Apple y RIM (BlackBerry). Por América Rodríguez.

 

Si bien 2010 fue el año de Apple –que obtuvo cifras de ganancias históricas, desplazando a Microsoft en valor de mercado–, el 2011 debiera ser el año de Google. Al menos, en el ámbito de los sistemas operativos, campo en el que está creciendo a pasos gigantes gracias a Android, la ya famosa marca con apariencia de robot. Una especie de Arturito que arrasa entre los usuarios de móviles.

Hoy en día, al momento de elegir un producto, el consumidor muchas veces privilegia el tipo de sistema operativo de un celular o de un tablet, antes que otros aspectos como si la pantalla es touch o si el teclado incluye la opción qwerty. Un factor clave al momento de la compra que, hasta hace algunos años, era algo que preocupaba sólo a los expertos. El sistema operativo (OS) es la base para que un smartphone funcione, tanto como lo son Windows para un PC y MacOS para un Macbook.

Con clientes cada vez más informados, las empresas dedicadas a este rubro buscan la mejor alternativa para satisfacer la demanda. Algunas compañías optan por crear sus propios sistemas operativos, como Nokia con Symbian y Apple con iOS. Mientras el primero ofrecía el programa a otras empresas, como Samsung o Motorola, el segundo optó por la exclusividad.

Cuando parecía que la batalla ya tenía sus contrincantes definidos, y desafiando al mercado, Google entró en 2008 con Android, que en poco tiempo se ha llevado gran parte de la torta y cuyo un ascenso que muchos pronostican será imparable.

Favorito de geeks

Según la consultora Gartner, las proyecciones indican que Android dominará el mercado junto a Symbian a mediados de esta década. Aunque durante 2009 apenas tuvo una participación de 3,9% –versus el 46,9% del sistema de Nokia–, la marca de Google ha multiplicado su presencia, alcanzando el 17,7% en 2010 y con la posibilidad de llegar a un 29,6% en 2014, quitándole en el trayecto muchísimos clientes a Nokia, Apple y RIM (creadora de BlackBerry).

Entre las razones que explican el gran momento de Android está la de contar con la marca potente de Google detrás, que asegura que el producto es de alta calidad y que está en la cúspide de la innovación tecnológica. No menos importante resulta el hecho de que el sistema sea abierto. En otras palabras, como explica Carlos Yaconi, ejecutivo de la empresa de desarrollo de software Fork Ltda., “los códigos del programa se dejan a disposición de los distintos fabricantes para que ellos puedan hacer mejoras e instalarlos en sus propios teléfonos, lo que aumenta tremendamente la oferta de terminales con el sistema”. Una gran diferencia con Apple, que ha mantenido sus códigos cerrados para asegurar la exclusividad de su OS para sus productos.

En la guerra de los móviles, un factor decisivo radica en la cantidad y la calidad de las aplicaciones que cada sistema operativo ofrece. En la práctica, esto significa una oportunidad para cientos de desarrolladores en el mundo, que crean aplicaciones para venderlas –u ofrecerlas en forma gratuita– a través de las tiendas virtuales. Mientras Apple va a la cabeza con AppStore, Google le sigue muy de cerca con Android Market, sumando desarrolladores y aplicaciones día a día.

Un ejemplo de esta tendencia es lo que hace Baytex Software. Esta empresa chilena fue la primera en Latinoamérica en crear aplicaciones comerciales y juegos para iPhone, y hoy se ha diversificado lanzando productos de distintos tipos para Android. Su CEO, Felipe Baytelman, cuenta que “tanto iOS como Android son sencillas de usar y tienen grandes bibliotecas para los desarrolladores, siendo mucho mejores que las de BlackBerry”.

El poder de la marca Google, así como el que sea un sistema abierto, con un mercado creciente de aplicaciones, ha incentivado a muchos fabricantes de móviles opten finalmente por Android. Así lo hizo Samsung que, además de contar con otros sistemas operativos como Bada y Windows Mobile, decidió utilizar el sistema de Google en su línea de smartphones Galaxy y en su tableta Galaxy Tab, con los que entró directamente a pelear segmentos de público con Apple.

“Los clientes siempre se han mostrado muy satisfechos con nuestros teléfonos móviles y, al incorporarles este sistema operativo, esa evaluación se ha vuelto aún más positiva”, explica Alex Chauriye, gerente de Productos y Servicios de la división Telecom de Samsung Chile. “La combinación de la calidad de los celulares Samsung y las posibilidades que otorga Android –con un flujo constante de innovaciones y un número de alternativas en constante aumento– dan lugar a un producto con un valor agregado, que optimiza la experiencia de uso de estas tecnologías”.

En Chile la oferta de smartphones con Android no es menor: Entel trae siete celulares con el sistema; entre ellos, Sony Ericsson X10 Mini Pro y LG P500, además de la línea Galaxy de Samsung. “La participación de modelos con el programa de Google se encuentra en pleno crecimiento”, asegura Juan Ignacio Maturana, gerente de Terminales de Entel. “Esperamos que las ventas de estos equipos alcancen cifras cercanas al 10% en el primer trimestre de 2011”.

La respuesta de los gigantes

En Nokia, pese a todo, se mantienen optimistas. Según las proyecciones de Gartner, el sistema operativo de la compañía finlandesa mantendría el primer lugar en el mercado, aunque perdiendo porcentaje de participación. Sin embargo, Maiko Paula, gerente general de Nokia Chile, adelanta que ofrecerán más y mejores productos, para no perder la supremacía. “Seguiremos manteniendo el liderazgo, porque como crece Android, también lo hace el mercado”, diagnostica. “Nuestra estrategia para enfrentar a la competencia consiste en un sistema operativo adecuado para cada cliente, acompañado de una campaña comunicacional fuerte”.

En ese contexto, Nokia prepara el lanzamiento de Meego, su nuevo sistema operativo creado en conjunto con la empresa de procesadores Intel, que estaría en el mercado hacia el segundo semestre de este año.

Por su parte, Microsoft prepara el terreno para entrar –aunque algo tarde– a la competencia mediante Windows Phone 7. “Tenemos una asociación muy cercana con los fabricantes de equipos para asegurarnos que el software y el hardware trabajen en armonía”, explica Christian Alfaro, vocero de la compañía creada por Bill Gates. “En este sentido, Microsoft ha sido muy exigente y estricto en definir los requerimientos de hardware que requiere nuestro sistema operativo, con el objeto de garantizar la mejor experiencia usuaria”. Hasta ahora, el sistema sólo se encuentra disponible en México en el ámbito latinoamericano, y aún no tiene fecha de arribo a nuestro país, aunque no debería pasar de este año.

Con respecto a Apple y pese al hermetismo que rodea a la corporación de Steve Jobs, se sabe que prepara los lanzamientos de iPad 2 y de iPhone 5, versiones mejoradas de sus actuales productos que mantendrían el uso de su sistema operativo con las correspondientes actualizaciones.

De RIM (BlackBerry) se espera la llegada del tablet Play- Book. Este nuevo producto podría ser la clave para aumentar su participación en un mercado cada vez más competitivo. Como sucede en el mundo de las tecnologías de avanzada, el éxito no está garantizado y siempre puede irrumpir un nuevo y peligroso contendiente. Aunque tenga la inofensiva apariencia de un robot de juguete.