Por: María José Gutiérrez Fotos: Verónica Ortíz En junio, de vuelta de participar en el Chile Day en Londres, Gabriela Luksic recibió una invitación: sumarse a un grupo de inversionistas para abrir un club gastronómico en Chile. Sin pensarlo, aceptó. Hacía tiempo que la hija menor de Andrónico Luksic Abaroa tenía ganas de entrar al […]

  • 4 enero, 2018

Por: María José Gutiérrez
Fotos: Verónica Ortíz

En junio, de vuelta de participar en el Chile Day en Londres, Gabriela Luksic recibió una invitación: sumarse a un grupo de inversionistas para abrir un club gastronómico en Chile. Sin pensarlo, aceptó.

Hacía tiempo que la hija menor de Andrónico Luksic Abaroa tenía ganas de entrar al negocio de la comida. Cada vez que viajaba, comentaba a sus cercanos sus ganas de hacer en Chile un proyecto culinario “diferente”, donde se reunieran grupos de amigos en torno a la buena mesa.

“Heredé el tema de la buena comida de mi padre”, dice, sentada en Millesime, el club gourmet del cual es socia, que abrirá sus puertas en enero en pleno Alonso de Córdova…

“A todos nos gusta comer bien y el papá siempre nos reunió alrededor de la mesa. Somos una familia bien italiana en ese aspecto, súper gozadores de la comida”, dice Luksic.

Si eres suscriptor,

continúa leyendo esta nota en el papel digital.

Si aún no lo eres, suscríbete AQUÍ.