• 31 marzo, 2008

 

Diversificar parece ser la nueva filosofía de Capel. Una apuesta que no deja de ser difícil considerando que en el inconsciente colectivo el nombre se asocia inmediatamente con el pisco.

Con el lanzamiento de nuevas variedades y productos la marca ha querido ir más allá de la piscola. Esto lo demostró con el lanzamiento de Play y su ingreso al mercado de las bebidas energéticas, aparición que tuvo muy poca publicidad a diferencia de lo que hace regularmente con sus nuevos productos.

Pero los resultados cambiaron esta visión. Play Energy Drink registró ventas mensuales en torno a las 2.500 cajas en 2007, lo que los hace proyectar un aumento de entre 20 a 25% para el 2008.

Además de potenciar su presencia en este mercado, Capel –de la mano de su gerente Roberto Salinas– pretende ingresar en dos nuevas áreas, la de los vodkas y una segunda que se mantiene en reserva, par reforzar su línea de aperitivos.