Con una agenda que a veces incomoda a su sector, Isabel Plá se convirtió en una de las ministras mejor evaluadas del gobierno. A cargo del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, la militante de la Unión Demócrata Independiente (UDI) ha liderado la agenda promujer del presidente Sebastián Piñera. Autodenominada “feminista de derecha”, […]

  • 22 noviembre, 2018

Con una agenda que a veces incomoda a su sector, Isabel Plá se convirtió en una de las ministras mejor evaluadas del gobierno. A cargo del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género, la militante de la Unión Demócrata Independiente (UDI) ha liderado la agenda promujer del presidente Sebastián Piñera. Autodenominada “feminista de derecha”, Plá ha logrado tender puentes con la oposición y las organizaciones sociales al abrazar una agenda con tintes progresistas, como la igualdad salarial y el fin del sobreprecio cobrado a las mujeres por las isapres. 

Sus encuentros y conversaciones con las diputadas comunistas Camila Vallejo y Karol Cariola; de Revolución Democrática, Maite Orsini, y la socialista Maya Fernández no han pasado desapercibidos. Tampoco su amistad con la fotógrafa, activista y excandidata a senadora, Kena Lorenzini, con quien se comunica permanentemente por WhatsApp. La amistad entre ambas surgió tras encontrarse recurrentemente en actividades relacionadas con la agenda feminista. De la confrontación fueron pasando a la conversación. Uno de esos encuentros se produjo en la famosa casa “La Morada”, un centro de pensamiento feminista creado en plena dictadura y al que Plá acudió a escuchar una conferencia.