El éxito que ha tenido la cadena de restaurantes Tip y Tap hizo que uno de sus principales dueños decidiera a buscar nuevos horizontes en esta misma área. Tan avanzada está la decisión que Jaime Vásquez, el hijo mayor del clan familiar dueño de la compañía, está de viaje en Nueva York junto al empresario […]

  • 18 marzo, 2008

El éxito que ha tenido la cadena de restaurantes Tip y Tap hizo que uno de sus principales dueños decidiera a buscar nuevos horizontes en esta misma área. Tan avanzada está la decisión que Jaime Vásquez, el hijo mayor del clan familiar dueño de la compañía, está de viaje en Nueva York junto al empresario Juan Pablo Bolocco, negociando la llegada a Chile de una nueva cadena de comidas.

La historia empresarial de Tip y Tap surgió a mediados de los 60, cuando el ex jugador de fútbol de la Universidad Católica Jaime Vásquez Becker –el patriarca de la familia–, dejó el deporte e instaló una fuente de soda en el centro de Santiago. Con los años y tras la remodelación de la ciudad decidió cambiar de nicho y sector, trasladándose a Las Condes, donde abrió el primer local a un costado del desaparecido teatro Apoquindo.

Versiones periodísticas consignan que cada restaurante de la cadena Tip y Tap factura unos 80 millones de pesos mensuales, consolidando ingresos por unos 500 millones de pesos cada mes.