Según estudios realizados por Greenpeace, los chilenos generamos 456 kilos de basura per cápita al año, lo que nos posiciona con la cifra más alta de la región. Una de las instituciones que le está dando una mano al planeta es Kyklos, empresa B que implementa programas de educación ambiental -buscando crear conciencia medioambiental- en […]

  • 8 agosto, 2018

Según estudios realizados por Greenpeace, los chilenos generamos 456 kilos de basura per cápita al año, lo que nos posiciona con la cifra más alta de la región.

Una de las instituciones que le está dando una mano al planeta es Kyklos, empresa B que implementa programas de educación ambiental -buscando crear conciencia medioambiental- en más de 90 establecimientos educacionales de Valparaíso, Región Metropolitana, Rancagua, Curicó, Puerto Montt y Puerto Varas.

Actualmente, el programa impacta a cerca de 300.000 personas. En lo que va de este año se ha evitado que 32.763 kilos de basura terminen en vertederos, basurales, ríos, quebradas o en el mar.

Una de las comunas que en las que poseen centros de reciclaje es Renca, donde los veinte colegios municipales de la comuna tienen Puntos Verdes Kyklos.

“Sin lugar a dudas, a través de la educación se pueden comenzar a revertir la realidad. Eso lo hemos comprobado con nuestro programa. Nos hemos convertido en la red de reciclaje escolar más grande de Latinoamérica”, comenta Sebastián Herceg, gerente general de Kyklos. “Estamos convencidos de que incluir la educación ambiental en las salas de clases es fundamental, para lograr un cambio de raíz. Los niños son potentes agentes de cambio, por lo que debemos trabajar con ellos para entregarles las herramientas adecuadas para construir una sociedad más amigable con el planeta”, agrega.