En manos de CCU y la familia Kunstmann, la cervecera del mismo nombre ya tiene todo listo para enfrentar 2011 como el año en que abordará con fuerza el mercado argentino. Este año, la firma valdiviana, presidida por Armin Kunstmann, empezó a enviar sus productos como parte del portafolio de cervezas Premium de CCU, pero a niveles todavía muy menores: apenas en torno al 1% de su producción, estimada en unos 60 mil hectólitros.

  • 19 octubre, 2010

En manos de CCU y la familia Kunstmann, la cervecera del mismo nombre ya tiene todo listo para enfrentar 2011 como el año en que abordará con fuerza el mercado argentino. Este año, la firma valdiviana, presidida por Armin Kunstmann, empezó a enviar sus productos como parte del portafolio de cervezas Premium de CCU, pero a niveles todavía muy menores: apenas en torno al 1% de su producción, estimada en unos 60 mil hectólitros.

Por eso, la idea es aprovechar el año que viene la consolidación de los nuevos esquemas de distribución que estaría poniendo en marcha recientemente la firma de los Luksic al otro lado de la cordillera, con el objetivo de expandir a tasas sustantivamente mayores los envíos de la marca sureña. En Argentina, CCU es uno de los principales actores cerveceros, con poco más del 15% de participación y marcas consolidadas internacionalmente, como Budweiser, Heineken y Paulaner, y otras más locales, como Salta, Santa Fe, Palermo y Córdoba.

Desde Kunstmann dijeron que el esfuerzo estará completamente puesto en conquistar Argentina, pero sin descartar otros destinos que pudieran verse interesantes, especialmente en Latinoamérica.