A un año tres meses desde que estalló el caso Kodama, que implicó la salida de la ministra de Vivienda, Magdalena Matte, la empresa constructora lucha por sobrevivir y evitar la quiebra. La empresa Kodama acudió al estudio Vargas & Stone Herrera para lograr tres convenios judiciales preventivos con los acreedores principales, el Banco de Chile, BICE y Santander, por una deuda total de 12 mil millones de pesos. El mal estado de los negocios de Ingeniería Construcciones Kodama Limitada, Consorcio Kodama y Kodama Construcciones se debe a que el Serviu le adeuda 17 mil millones de pesos por concepto de una transacción.

  • 17 julio, 2012

A un año tres meses desde que estalló el caso Kodama, que implicó la salida de la ministra de Vivienda, Magdalena Matte, la empresa constructora lucha por sobrevivir y evitar la quiebra. La empresa Kodama acudió al estudio Vargas & Stone Herrera para lograr tres convenios judiciales preventivos con los acreedores principales, el Banco de Chile, BICE y Santander, por una deuda total de 12 mil millones de pesos. El mal estado de los negocios de Ingeniería Construcciones Kodama Limitada, Consorcio Kodama y Kodama Construcciones se debe a que el Serviu le adeuda 17 mil millones de pesos por concepto de una transacción.

Para evitar la quiebra, se necesita que en un plazo de 90 días los acreedores entreguen un texto definitivo del convenio, los bienes a liquidar y la forma y plazo en que se pagará, para así lograr conservar la unidad económica de la compañía. El abogado Michael Niedmann, a cargo de los convenios cree firmemente que se logrará llegar “a un acuerdo donde dos tercios o más de los acreedores voten a favor del convenio y así fijar un período para el pago de las deudas”.