La versión más potente del hatchback coreano, sin ser un deportivo despiadado en busca del desempeño, logra proponer una entretenida y dinámica conducción, sin dejar de ser un auto amable para todos los días.

  • 21 junio, 2019

Durante el año pasado, gran parte del portafolio de autos de Kia se renovó, entre ellos el Cerato, un superventas referencial en nuestro mercado que se ha hecho su fama convocando virtudes como la fiabilidad, un logrado diseño y versatilidad que lo han convertido en favorito de muchos.

Pero solo recientemente ingresó al mercado su variante de mayor potencia: el Cerato5 GT, la versión con mayor potencia de su gama, que se acerca a la categoría hoy Hatch, pero sin perder la amabilidad necesaria para ser un útil y amigable auto para todos los días.

Dueño de un excelente diseño, venido de las mesas de dibujo del equipo de Peter Schreyer que revitalizó la estética de la marca, esta variante luce ligeramente más agresiva, principalmente por sus dobles escapes deportivos cromados, y sus focos delanteros bifuncionales con LED y llantas de aleación de 17 pulgadas.

En su interior distingue más que el resto de su gama, con butacas con cuero calefaccionadas, detalles deportivos, un asiento de conductor con regulaciones eléctricas, sunroof, volante en cuero y pedales de aluminio. Claramente, más allá de buscar desarrollar una versión de alto desempeño, se apuntó a entregar una variante de mayor lujo para gustos más exigentes.

Con ellos comparte un alto nivel de equipamiento base (como su interfase con Apple Car Play y Android Auto), que complementa con equipo extra, asociado principalmente a su bloque de mayor poder, junto con su transmisión deportiva y automática secuencial DCT de siete velocidades con paddles al volante. Así, por ejemplo, ofrece modos de conducción que van desde Confort, Eco, Smart y Sport, que cambia el comportamiento del conjunto motor/caja de cambios.

Pensado para ofrecer un nivel premium dentro de su propia gama, la variante GT del Kia Cerato5 se distingue por ofrecer una conducción donde son protagonistas los 201 caballos de fuerza de su motor de 1,6 litro, turbocargado, complementado con 264 Nm (27 kgf/m de torque). Es el motor y su poder los que definen la personalidad GT de este Cerato5.

En autopista, con el modo sport o smart activado, se muestra preciso, veloz y capaz de desplegar sensaciones de auténtico deportivo; en modo Eco es más caballeroso, pero sigue mostrando su carácter con el sonido del motor, ronco y acechante, pero muy controlable.

Competidores

Es claramente más agresivo en su concepción que el Cerato5 GT, pero también es más caro y enfocado en performance.

• Volkswagen Golf GTI. Referente entre los hot Hatch, el deseado modelo de la casa alemana también se enfoca en su desempeño, y cuenta con un ciclo de vida más largo que el recién estrenado Cerato 5 GT.

• Toyota Corolla Sport. Recientemente estrenado en Chile, el modelo de la casa japonesa se enfoca más en lo práctico y confortable, a un precio menor que la variante GT del Cerato.